Cómo rezar el rosario en orden correcto

Evalúa Guarda Comparte

El Santo Rosario es un rezo practicado por la religión católica y hace mención al gozo, dolor y gloria de nuestro Señor Jesucristo. Lo primero que debes tener un rosario, puede ser completo o al menos una de las cinco divisiones que irás repitiendo.

Dependiendo del día, los misterios a conmemorar varían de la siguiente forma: misterios gozosos (lunes y sábado, antes los jueves), misterios dolorosos (martes y viernes), misterios gloriosos (miércoles y domingo).

Desde 2002, el Santo Rosario toma en cuenta los misterios luminosos, los cuales se mencionan el jueves. Esta fue una propuesta del Papa Juan Pablo II en una carta apostólica, basados en las palabras de Jesús: "Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo" (Juan 9:5).

Así se reza el rosario

Suponiendo que hoy es lunes, rezaremos los misterios gozosos, que son los siguientes:

1. Encarnación del hijo de Dios
2. La visita de Nuestra Señora a Santa Isabel
3. El nacimiento de Jesús
4. La purificación de la Virgen Santísima
5. La pérdida del niño Jesús y su hallazgo en el templo

Paso a paso

1. Señal de la cruz

"Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén".

2. El Credo

"Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén".

3. Acto de contrición

"Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser tú quien eres, bondad infinita, y porque los amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberlos ofendido; también me pesa porque pueden castigarme con las penas del infierno. Ayudado de su divina gracia, propongo firmemente no volver a pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuese impuesta. Amén".

4. Padre Nuestro

"Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén".

5. Ave María (3 veces)

"Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén".

6. Gloria

"Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén".

7. Se anuncia el primer misterio gozoso

8. Padre Nuestro

9. Ave María (10 veces), una por cada esfera de las divisiones del rosario.

Pexels

10. Gloria

11. Jaculatoria

"María, madre de gracia, madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén".

12. Se anuncia el segundo misterio gozoso

13. Padre Nuestro

14. Ave María (10 veces), Gloria y Jaculatoria

15. Se anuncia el tercer misterio gozoso

16. Padre Nuestro

17. Ave María (10 veces), Gloria y Jaculatoria

18. Se anuncia el cuarto misterio gozoso

19. Padre Nuestro

20. Ave María (10 veces), Gloria y Jaculatoria

21. Se anuncia el quinto misterio gozoso

22. Padre Nuestro

23. Ave María (10 veces), Gloria y Jaculatoria

24. Salve

"Dios te salve, reina y madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, santa madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo".

Y así finaliza el Santo Rosario. Este acto de fe y devoción debe realizarse todos los días. Rezarlo correctamente toma unos 20 ó 30 minutos. Los fieles suelen reunirse en la iglesia, previo a la misa, para practicarlo. Algunos lo hacen desde sus propias casas.

Pexels

Leer también: ¡Sencillo y bonito! Cómo hacer lazos en 3 formas


Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

− 3 = 6

Comentarios