¡Y sin excusas! Cómo hacer ejercicios en casa: 6 métodos

Evalúa Guarda Comparte

Uno de los principales "obstáculos" que se producen al momento de inscribirte en un gimnasio es precisamente tener que ir al lugar. Esto significa una ducha, vestirte y cumplir el camino, lo que para muchos resulta fastidiosamente cotidiano. Sin embargo, qué mejor que hacer tu entrenamiento en casa y hoy vamos a enseñarte cómo lograrlo.

Es necesario destacar que debido a la pandemia del Coronavirus se mantienen cerrados, por precaución, algunos locales donde hay aglomeraciones de personas, entre ellos los gimnasios. Este es otro buen motivo por practicar tus rutinas en casa.

Importante: olvida que dependes de las mancuernas, barras y máquinas para mantenerte en forma. Si bien son herramientas efectivas, no son indispensables para alcanzar los objetivos. Y recuerda que todo entrenamiento va complementado con tu alimentación.

6 ejercicios en casa

Salto de cuerda

Después de calentar tus músculos durante algunos minutos, puedes iniciar el salto de cuerda como un ejercicio cardiovascular. Además de ayudarte a quemar calorías, contribuye en mejorar tus reflejos y el equilibrio. Es una prácticamente muy entretenida.

Unsplash

Boxeo

A la sombra y con estilos diferentes. Colócate en posición de boxear y, dando brincos muy cortos, lanza algunos golpes al propio estilo 'Tae bo'. Puedes ayudarte con música de gimnasio para motivarte y estirar los brazos al ritmo de las canciones.

Pexels

El que nunca falta: flexiones

Es uno de los ejercicios más completos, ya que manejas tu propio peso y la dificultad puede adaptarse acorde a tus capacidades. Lo más recomendable es comenzar con una posición inclinada o con las rodillas apoyadas al suelo. Amplía cada semana tus objetivos de series y repeticiones para mejorar y dominar la prueba.

Pexels

Abdominales

Existen varias formas de desarrollar este entrenamiento. El más común es tumbarse boca arriba y, con los brazos apoyados al pecho o tocándote la cabeza con los dedos, levantar el cuerpo como si quisieras sentarte. Para un resultado más efectivo puedes pedir que alguien sujete tus piernas o imprimirles un peso para evitar que se vayan hacia arriba durante el movimiento.

También puedes colgarte de un tubo u otro objeto que soporte tu peso, juntar ambas piernas y llevar tus rodillas hasta la zona abdominal. Es importante que en cada movimiento aprietes el estómago para tensar los músculos.

Otra manera de practicar los abdominales es con un banco o silla (sin apoya brazo). Siéntate en la punta y sujetando desde atrás con tus manos sube las rodillas juntas hasta la zona del estómago. Este último método es muy efectivo y doloroso, pero ya lo sabes: No pain, no gain.

Unsplash

Sentadillas y zancadillas

Ambos son para ejercitar las piernas y resultan muy fáciles de practicar. Las sentadillas puedes lograrlas bajando tu cuerpo en cuclillas y nada más. Si deseas algo más laborioso toma algún objeto pesado (adaptable), llévalo al frente con tus manos, y ahora baja y sube continuamente. Lo más recomendable es tener discos a la mano, pero aquí nada es indispensable.

Las zancadillas es un entrenamiento de marcha. Alternando cada pierna, híncate al suelo, haciendo un movimiento completo y flexible. A medida que vas cambiando de pierna das un paso al frente, por lo que necesitas un lugar espacioso. Puedes colocar un objeto en cada mano para generar peso (preferiblemente que sea la misma cantidad).

Pexels

Leer también: ¿Dolor muscular? 3 remedios efectivos para quitar las agujetas

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

22 − = 14

Comentarios