Cómo hacer bromas... y que te sigan queriendo

Evalúa Guarda Comparte

¿Quién dijo que debemos esperar el Día de los Inocentes? Una buena broma siempre está disponible para jugársela a un amigo. Sin embargo, una cosa son las bromas simpáticas y otras son las bromas pesadas, es decir, aquellas que representan caídas o causen sustos y rabias fuertes. Así que respetando tu sentido del humor, equilibra tus intenciones porque al final... la idea es reír.

Una broma se caracteriza por ocasionar una impresión a través de un gracioso ingenio. Lo más interesante es notar la reacción de la persona a quien se la jugamos, y cuidado, porque probablemente querrá devolverla sin saber cuándo.

5 bromas fáciles que puedes armar

El insecto bajo la lámpara

Bien sea una cucaracha o araña (por tener formas reconocidas), busca una imagen de papel de alguno de estos dos insectos. Luego recórtalo y pégalo en la parte trasera del material que cubre el foco de la lámpara. En cuánto se encienda por la noche, la terrorífica sombra te brindará una broma más que divertida.

También puedes aplicarla con un insecto de goma que se adhiera al material.

Unsplash

La pantalla rota del móvil

Actualmente hay decenas de aplicaciones que te apoyan en esta broma tan fácil. Solo debes descargar las imágenes y colocarlas como fondo de pantalla. Una vez que estés con tus amigos, simula que alguno te ha tirado el móvil (ya con el fondo activado) y al levantarlo verá tu pantalla en pedazos y solo pensará en que debe pagártelo.

Si conoces la contraseña de bloqueo de algún amigo o familiar, puedes generar la broma en su propio dispositivo.

Unsplash

Las manzanas... de cebolla

A todos nos encantan las manzanas, sobre todo cuando son acarameladas. Pero qué tal si en lugar de manzanas, cubres cebollas. Vaya sabor el que se llevarán tus víctimas al morderlas. Aconsejamos no aplicarla en personas con gustos delicados, es decir, que sufren de fatigas crónicas. La idea no es mandarla corriendo al baño.

Te recomendamos que solo uses un par de cebollas y el resto sí sean manzanas de caramelo, pues luego del desagradable sabor, tu amigo se merece su dulce correcto.

Unsplash

La bocina bajo la silla

Esas bocinas (o cornetas) de lata que reproducen un fuerte sonido representan una broma muy reconocida. Pero más que esperar que alguien pase a tu lado para activarla, qué tal si la colocas bajo la silla giratoria de algún amigo. Esto ocasionará que al sentarse, salte inmediatamente con el ruido.

Lubricante para las manos

Esta es uno de las clásicas más divertidas. Solo debes reemplazar el jabón de manos por lubricante en el envase ubicado en el baño. En cuanto tu víctima termine de comerse aquel pollo frito, el lubricante le hará creer que sus manos estaban más grasosas de lo que imaginaba.

Lee también: ¡La forma más fácil! Arma el cubo de Rubik en 7 pasos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

70 + = 71

Comentarios