5 trucos para cantar bien... y no te rindas

Evalúa Guarda Comparte

Debes entender que cantar no es una vocación universal, por lo que no todos logran hacerlo. Sin embargo, esto no te quita el derecho de intentarlo, si en un momento de tu vida interpretaste algunas notas y sientes que podrías perfeccionar tu voz. Tras este llamado a la realidad, existen trucos que van a ayudarte.

Estas recomendaciones son tanto psicológicas, como físicas. Y aunque muchos de los cantantes más especializados no las cumplen, quizás tú sí las necesites. Recuerda que hasta el mismo Michael Jackson, considerado "Rey del Pop", se inyectaba hormonas femeninas para mantener su tonalidad juvenil.

Actualmente vemos una infinidad de talentos en redes sociales, programas de concurso y academias fundadas por los propios cantantes famosos. Esto quiere decir que la competencia es dura, muy dura, por lo que el consejo más importante al que debes ser fiel es hacia tu confianza... ¡Nunca te rindas!

Cómo cantar bien

Estudia las normas básicas de canto

Mantener la boca abierta, relajar la lengua, ejercitar la mandíbula. Todas estas prácticas diarias van a ofrecerte mejores condiciones de canto, ya que vas a educar tu voz, boca y garganta. Son prácticamente los mismos estatutos que sigue un locutor o conferencista.

Pexels

Aprender a respirar

Hay dos formas de hacer una respiración: a través de tus pulmones o con el diafragma. Para cantar, el método correcto es la respiración diafragmática, donde es nuestro estómago el que se llena de aire. Así podrás proyectar mayor tu voz, evitar sonidos nasales y contener mayor cantidad de aire para precisamente cantar bien.

Toma clases

Inscribe tu nombre en una academia para perfeccionar todos los consejos anteriores. Cientos de artistas en sus inicios debieron pasar por una escuela, así que no desestimes la posibilidad por creer que tu talento es único e inmejorable. Además, estas academias pueden ayudar a proyectar tu nombre, registrarte en concursos y confirmar cuáles son los géneros musicales que más se adaptan a tu voz, personalidad y estilo.

Canta con el corazón

Escribir y cantar tienen un aspecto en común: ambas prácticas se hacen desde los sentimientos. Cuando cantas lo que sientes, tu cuerpo libera una adrenalina que inyecta voz, oxígeno y energía. Nunca enciendas el micrófono sin tener un sentimiento por el que vayas a cantar, sea de alegría, enojo o tristeza.

Mantén la humildad

En la trayectoria que planeas iniciar vas a encontrarte con cantantes mucho mejores que tú o no tan experimentados. En cualquiera de los escenarios, nunca envidies ni subestimes, y mucho menos intentes copiar algún estilo.

Crea una marca, una voz que se diferencia del resto. Desarrolla, practica y perfecciona con la ayuda de un buen profesor de canto. De alguien que quiere verte surgir y que note tu compromiso con el micrófono. De más está decirte que el apoyo de tus familiares y amigos es fundamental para alcanzar los objetivos.

Pexels

Leer también: Y enamora a tus lectores: 6 consejos para escribir un libro

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

+ 20 = 27

Comentarios