Cómo dormir rápido en 5 técnicas efectivas

Evalúa Guarda Comparte

El insomnio es uno de los trastornos más comunes que el ser humano sufre constantemente. Una sola noche sin conciliar el sueño puede derivar en un agotamiento, decaimiento del ánimo e incluso enfermarse. Sin embargo, existen estrategias para dormir rápido que, con un poco de fe, te harán caer como un bebé.

Los motivos más conocidos para pescar un insomnio son las preocupaciones o el estrés, una alimentación excesiva antes de irte a la cama, una temperatura inadecuada en el ambiente y por supuesto algún ruido que entorpezca el sueño.

A continuación te presentaremos algunos "trucos" para dormir rápido, pero lo más recomendable para acabar con estos episodios de insomnio es crear una rutina de tu descanso, es decir, un horario específico donde te diriges a la cama. La actividad física es otro de los hábitos que podría mejorar tu sueño, además de evitar las bebidas con cafeína.

Técnicas para dormir rápido

Controla tu respiración

Este ejercicio cuando ya te encuentras en la cama te ayuda en dos pasos: el primero es para relajar los músculos, y el segundo en que enfocas tu mente solo en una cosa: la respiración. Aplica tiempos para inhalar, contener y exhalar. Verás que al cabo de unos minutos estarás en una relajación profunda.

Pensar en positivo

Como mencionamos anteriormente, las preocupes son el peor enemigo del sueño, así que para dormir rápido es preferible atraer pensamientos positivos y alegres. A muchos les agrada pensar en mascotas, bebés o niños jugando, mientras que otros logran imaginar que pueden volar o hacer maravillosamente lo que comúnmente no está en sus habilidades.

Pexels

Música relajante

Esta técnica no funciona para todos, ya que existen personas muy sensibles al sonido para poder dormir. Sin embargo, una melodía relajante puede resultar para conciliar un sueño reparador. No necesariamente deben ser esos videos de 3 horas que YouTube prepara a los usuarios, simplemente busca la canción que más calma te regale y aplícala para dormir rápido.

Tu ambiente

Evalúa todo tu dormitorio. Quizás alguna luz esté aplacando tu sueño o una gotera que proviene del baño hace eco en tu cuarto. Probablemente necesitas otra almohada o utilizas en exceso. El insomnio puede ser provocado por un sinfín de detalles, así que chequea todo tu entorno para que no ocurra.

Toma algo caliente

Esta es la técnica más común que se aplica para dormir rápido. Una infusión de melisa o toronjil, una taza de leche tibia y, por qué no, una dulce galleta para elevar los niveles de melatonina y conciliar el sueño. Lo más importante es creer que sí vas a poder dormir rápido una vez termines tu bebida y relajarte profundamente.

Pexels

Lee también: 10 trucos para quitar el hipo en segundos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

88 − 79 =

Comentarios