¿Quieres dejar de fumar? 5 consejos para erradicar el vicio sin fármacos

Evalúa Guarda Comparte

Más que una tarea difícil, dejar de fumar es un propósito, un compromiso, un nuevo estilo de vida. Pretende serlo, pero ese cigarrillo que se aloja entre los dedos no es tu “amigo”. Su hedor en tu boca, manos y ropa es una prisión mental que lentamente te lleva a la muerte. Y aunque parezca complicado, eliminar este vicio rápidamente sí es posible.

Estudios, encuestas y estadísticas abundan en las informaciones sobre el tabaquismo. Pero en esta ocasión no hablaremos de cifras, edades ni el cáncer, sino de cómo erradicarlo. Presta mucha atención y olvida las excusas, porque a partir de este momento tu nueva misión es sacar del diccionario la palabra fumar.

5 consejos para dejar de fumar sin usar fármacos

Establecer una fecha

Así como buscas iniciar una dieta o marcas tu cumpleaños en el calendario, darle un ‘stop’ al cigarrillo también se motiva por una fecha. De acuerdo al portal Cuídate Plus, lo más recomendable es fijar un plazo de dos semanas para iniciar la abstinencia. Pero ojo, esto no quiere decir que fumarás cientos antes de que llegue el día. La idea es crear una motivación psicológica y constantemente recordar que el fin del vicio se acerca.

Involucra a tu familia y amigos

Piensa en todas las buenas amistades que, a pesar del cariño que sienten por ti, no toleran tu vicio. Una vez hecho, ve y coméntales tu propósito de dejar de fumar para que eviten a toda costa que recaigas en el mal hábito.

Elimina todo aquello que te recuerde al cigarrillo

Deshazte de los encendedores, ceniceros, pipas y cualquier instrumento que apoya tu tabaquismo. Es importante que puedas diseñar un ambiente donde tu mente no sea tentada. Lo mismo ocurre con los sitios que frecuentas para fumar y los amigos que una y otra vez te incitan a continuar el vicio. Esto último puede resultar la parte más complicada.

Tampoco se trata de decirle adiós a tus amigos fumadores, sino simplemente marcar una distancia prudencial, sobre todo cuando se reúnen para dañar sus pulmones.

Busca un pasatiempo que calme tus ansiedades

El cigarrillo no calma la ansiedad, pero alimenta una falsa sensación. Sin embargo, para evitar cualquier excusa, trata de hallar ‘hobbie’ que elimine el desasosiego. Ir al gimnasio, un juego de video, visitar el parque o presionar una pinza de tensión para el antebrazo son actividades que pueden ayudarte.

Abstinencia total

Dejar de fumar no es un propósito que se rompe con los “viernes de pecar” o con una frase como “un poco de nicotina no hace daño”. La abstinencia al cigarrillo debe ser absoluta y radical, ya que un paso en falso puede arrojarte al vicio y echar todo por la borda.


Foto: Pexels

Lee también: ¿Te pasaste de copas? 4 técnicas para quitar la resaca

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

7 + 3 =

Comentarios