¡Es muy fácil! 3 maneras de hacer slime en tu casa

Evalúa Guarda Comparte

Para entretener a los niños e incluso como desestresante natural. Estos son los beneficios del slime, una masa elástica con la textura ideal para manipular y jugar. Siguiendo unos sencillos pasos, puedes fabricarlo de tres maneras desde la comodidad de tu hogar.

La primera forma de hacer slime es con detergente líquido, así que busca los siguientes ingredientes:

Dos recipientes de plástico
Detergente líquido (2 cucharadas)
Pegamento sintético
Agua (150 ml)
Colorante alimenticio
Una cuchara

Manos a la obra:

  • En uno de los recipientes coloca las dos cucharadas del detergente y otra de agua. Ahora remueve hasta obtener una mezcla homogénea.
  • En el otro recipiente agrega dos cucharadas del pegamento sintético y algunas gotas del colorante. Unas cinco dejarán un color más intenso al slime.
  • Junta ambas mezclas y remueve hasta que se fusionen totalmente. Luego amasa con las manos hasta lograr la consistencia ideal y listo.

La única contraindicación al hacer el slime es la presencia del ácido bórico o borato de sodio (bórax) en muchos productos como detergentes, jabones y desinfectantes. Si bien no es un químico tóxico para la piel, el consumo accidental o por desconocimiento puede causar problemas gastrointestinales, renales o cardíacos.

Por tal motivo te ofrecemos otras dos maneras de hacer slime, la primera con maicena o harina de maíz, siguiendo nuevamente tres pasos.

Ingredientes:

Dos recipientes de plástico
Maicena o harina de maíz (un tercio de taza)
Shampoo (un tercio de taza)
Colorante alimenticio
Una cuchara

Preparación:

  • Coloca la maicena con el shampoo en un recipiente y remueve hasta que se disuelva. A medida que mezclas, puedes agregar más maicena para lograr la consistencia ideal.
  • Agrega el colorante artificial. Recuerda que mientras más gotas eches obtendrás un color más intenso. Sin embargo, con cinco es suficiente.
  • Deja reposar la mezcla por algunos minutos y luego amasa con las manos hasta que no se adhiera la piel.

El tercer procedimiento para hacer slime es con pasta dental. Y es aún más fácil, así que reúne estos ingredientes:

Pegamento sintético
Crema dental (una cucharada)
Un recipiente
Una cuchara para mezclar

Preparación:

  • Coloca la cucharada de pasta dental en el recipiente y agrega el pegamento blanco. Luego mezcla hasta lograr la fusión total.
  • Ahora lo único que debes hacer es tocar el slime con tu dedo para probar la consistencia, de modo que no se adhiera a la piel. Si esto sucede agrega un poco más de pegamento.

Listo… ya tienes tu slime libre de bórax.


Foto: thelesleyshow (Morguefile.com)

Lee también: ¡Bendiciendo su salud! Cómo jugar con los niños

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

71 + = 79

Comentarios