¡Sin mitos! 6 tácticas confiables para acelerar el metabolismo

Evalúa Guarda Comparte

Antes de aprender cómo acelerar el metabolismo, es importante conocer su definición exacta. Muchos han pensado que se trata de un órgano, glándula u hormona, pero es un concepto errado. El portal Medline Plus explica que “es un conjunto de cambios químicos y biológicos en las células vivas del organismo”.

En todas las personas se cumple este proceso, la diferencia es que en algunas es más rápido, por lo que les cuesta ganar peso corporal. Quienes poseen un metabolismo lento producen un efecto contrario y son las que comúnmente tienden a engordar.

Acelerar el metabolismo no debe convertirse en una obsesión, sobre todo para aquellas personas que se someten a incontables dietas. Este proceso, más que modificarse puede educarse con algunas pautas y consejos que vas a conocer a continuación.

6 tácticas para acelerar el metabolismo

Haz ejercicios

No te sobresaltes la circulación practicando cardio durante tres horas en el gimnasio. Tu metabolismo va a moldearse a base de rutinas y ejercicios adecuados. Por supuesto que debes hacer cardio, pero no olvides las pesas, porque también lo aumentan.

La web Psicología y Mente destaca que entrenar con pesas producen un metabolismo basal, donde tus músculos continúan quemando calorías, incluso cuando ya estás descansando. Siempre que haya una buena hidratación, los ejercicios en ayunas también son una opción viable para acelerar el metabolismo.

Desayuna

Hay varios mitos acerca del desayuno, uno de ellos es que representa la comida más importante del día. Quizás esto no sea del todo cierto, pero aún así debes hacerlo. No sacrifiques tus comidas creyendo que perderás peso más rápido. Solo esmérate en que se trate de una ingesta nutritiva y saludable.

Come varias veces al día

¿No la esperabas, cierto? Recuerda que estamos aplicando tácticas para acelerar el metabolismo. Cuando comes, el metabolismo basal (mencionado anteriormente) se eleva de 8% a 16% tras dos o tres horas de haberte alimentado, indica Psicología y Mente. No intentes ser más inteligente que tu organismo, porque cuando no comes lo suficiente, el metabolismo desacelera para ahorrar su gasto calórico.

Controla los carbohidratos

Es la pauta que la mayoría conoce, pero muchos cometen el error de eliminarlos. Los carbohidratos representan una fuente de energía para el cuerpo que indudablemente necesitas. La idea es saber comerlos, por ejemplo, con fibra: arroz integral y pasta integral. Otros carbohidratos aliados son las frutas y vegetales.

Té verde

Esta infusión posee un antioxidante llamado catequina, el cual protege tus células del daño que causan los radicales libres y ayuda a acelerar el metabolismo. Acostumbra a consumirlo un par de veces al día para que goces de sus efectos.

Actividades rutinarias

Estas son las que nos ayudan a quemar calorías y que no tienen nada que ver con el gimnasio. Caminar hacia la oficina, subir escaleras, bailar, pasear a tu mascota o simplemente ir de un lado a otro dentro de la casa son movimientos que producen una termogénesis (calor en el cuerpo) y dan como resultado un aumento del metabolismo.


Foto: Pexels

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 + = 8

Comentarios