Y renueva tu personalidad: Cómo dejar de ser tímido

Evalúa Guarda Comparte

La timidez es una característica que reposa en la personalidad de una persona. No representa una condición ni mucho menos una enfermedad, sino un aspecto común de alguien que puede ser introvertido o que carece de experiencias de vida.

Ser tímido

En ocasiones, el ser tímido es un mecanismo de defensa que ayuda a evitar problemas o ciertas incomodidades. Lo contrario de una persona atrevida, hiperactiva o imprudente, así que todo debe tener un equilibrio. Lo que sí es cierto, es que la timidez puede regularse.

En una relación de pareja o en el inicio de un cargo laboral, hay que aprender a dejar la timidez a un lado, ya que puede privar del sano disfrute de la vida, el amor, cumplimiento actividades y metas, creando en la persona una falsa teoría sobre la conducta humana.

4 consejos para abandonar la timidez

Amor propio

Nada puede lograrse si no se comienza desde lo más profundo del corazón. Mírate al espejo, valorízate y ámate. El autoestima es la consideración que se tiene de uno mismo y siempre debe estar en alza, lo que crea confianza y te diferencia de los demás.

Ser tímido
Foto: Unsplash

Pensamientos optimistas

Desde la fe en Jesucristo o en el desarrollo de la inteligencia emocional. Mantener pensamientos positivos te hacen una persona más optimista, que está en constante superación, que se ocupa de sus problemas y que afronta retos todos los días. Cuando hay este enfoque en la mente y corazón, no hay espacio para la timidez.

Haz ejercicios

La liberación de endorfinas mediante las rutinas de entrenamientos y deportes ofrecen sensaciones de satisfacción. Esto se suma al placer de verse con un mejor físico y convertirse en una persona más atractiva.

Ser tímido
Foto: Unsplash

Desarrolla tus potenciales

Hazte experto en algún oficio personal. En una actividad donde destaques por encima de los demás, bien sea la música, los trucos de magia, recetas de cocina o juegos deportivos. Algo que te caracterice y te diferencie, de modo que los demás deban acudir a ti en ese aspecto y sientas plena seguridad.

Recuerda que la timidez no es un defecto y tampoco una condición de salud. Sencillamente es un aspecto de tu personalidad que puedes ir procesando y alejando con el tiempo. Rodéate de amistades alegres y con cierto atrevimiento, para que así tomes mayor confianza.

Ser tímido
Foto: Unsplash

Leer también: ¡No es habilidad, es una decisión! Cómo pensar en positivo

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

3 + = 13

Comentarios