Cómo hacer merengue: ¡Rico y perfecto!

Evalúa Guarda Comparte

El merengue, o también llamado suspiro, es un postre súper sencillo de preparar, ya que se basa principalmente en dos ingredientes: clara de huevo y azúcar. También pueden añadirse otros elementos para saborizar y modificar el tradicional color blanco.

merengue

Comúnmente hay tres tipos de merengue, el francés, italiano y suizo, siendo este último el que vamos a aprender a realizar acá. Se utiliza para rellenar y adornar los pasteles (tartas) o las frutas. La preparación es ligera, espumosa y crujiente, según el uso final y el tipo de cocción que se le da.

En la práctica de pastelería siempre sobran materiales como las claras de huevo y elaborar merengue es una brillante forma de aprovecharlo. El suizo es mucho más consistente que el francés e ideal para que nuestras decoraciones se mantengan perfectamente estables al momento de hornearlos.

merengue
Así luce el merengue una vez se hornea, luego de batirlo. Foto: Unsplash

Preparación del merengue en 4 pasos

Ingredientes

  • 200 gramos de clara de huevo
  • 300 gramos de azúcar
  • Limón (unas gotas)

Manos a la obra

Presta mucha atención, porque aunque el procedimiento es sencillo, se deben cumplir al pie de la letra y con las temperaturas correctas.

- Pon a hervir una olla con un poco de agua para generar el vapor y coloca encima un bol que se adapte al tamaño del recipiente que quede abajo, es decir, que se sostenga.

- Agrega las claras de huevo y el azúcar y con ayuda de un tenedor o preferiblemente un molinillo comienza a batir los ingredientes. Es recomendable que con un termómetro de cocina vayas midiendo la temperatura, ya que no debe pasar los 60 grados centígrados.

- Una vez que el azúcar se disuelva pasa la mezcla a otro recipiente donde puedas trabajarla con una batidora eléctrica. A mano también puede realizarse, pero no es lo ideal para la comodidad y efectividad del postre.

- Añade las gotas del zumo de limón (colado) y bate a velocidad media mientras la mezcla se va enfriando. Notarás que las claras de huevo comienzan a montarse, así que eleva la rapidez del batidor y continúa trabajando hasta lograr la consistencia perfecta.

Para saber cuándo está completamente listo, el merengue empieza a formar picos en la punta de la varilla. Otra manera de comprobarlo es volteando el bol con cuidado y que la mezcla no caiga.

merengue
Foto: Unsplash

Leer también: ¡Un dulce internacional! Cómo hacer torrijas

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

− 2 = 6

Comentarios