Cómo reciclar: aplica tu ingenio y salva el planeta

Evalúa Guarda Comparte

Comúnmente llamamos basura a todo aquello que ya no necesitamos. Envases de plástico, cajas de cartón, botellas, bolsas e incluso madera. Como ya no los requerimos, simplemente a la basura, faltando a la gloriosa práctica de reciclar, que no es otra cosa que reutilizar materiales desechables.

La contaminación del planeta representa un problema serio y a partir del reciclaje aportamos un grano de arena para preservarlo. Convertir un bote de plástico en una maceta o utilizar una caja de cartón para guardar juguetes es un aporte que tu imaginación no calcula.

Pero la escasa costumbre de reciclar no parte de la inconsciencia, sino de la ignorancia, es decir, la corta creatividad para darle uso a un material que preferimos lanzar a la basura. Pues se acabó, porque acá te daremos ideas maravillosas para reutilizar y hasta decorar.

Tips para reciclar

Primero ordena

Escarbar en la basura para ver qué podemos reciclar es un asqueroso error. Cuando todo está mezclado, ni se pasará por tu mente introducir tu mano. Lo más conveniente es separar los materiales: en un bote deja todo lo que sea plástico, otro para el cartón y un tercero para vidrios. Y tu bote común para restos de comida, cáscaras y papel higiénico sucio.

Unsplash

Cuando se trata del papel

La práctica más abusiva contra el planeta es la excesiva impresión de papel con tinta. En primer lugar porque estamos en una era tecnológica donde existen infinidades de páginas y aplicaciones de correo electrónico, y segundo porque no aprendemos a reutilizar la hoja en su parte posterior.

Nuestra idea es que tomes todas las hojas que tengan una cara disponible y empastes para obtener un cuaderno de apuntes rápidos. Incluso sirven para imprimir una vez más y ahorrar una cantidad extraordinaria de papel. Nuestro planeta no está para lujos y esta normativa se está aplicando en colegios, universidades y oficinas.

Sobre el plástico

Cualquier envase de este material, siempre que cierre correctamente puede servir para guardar comida. Lo ideal es mantenerlo limpio. Si eres delicado con los alimentos, puedes inventarte un utensilio para almacenar objetos como creyones, fichas, clavos.

Las botellas de plástico también funcionan como semilleros que luego irán a tu jardín. Antes de tirar cualquier material de este tipo piensa: ¿en qué puedo reutilizarlo?

Actualmente hay países con prohibición total o parcial de las bolsas de plástico. Chile, China, Panamá, Francia, Senegal y la India son algunos de ellos. Mientras que en España, Alemania, Argelia y Colombia se practica la prohibición parcial para educar a la población. De aquí parte la idea de utilizar y reutilizar bolsas de papel.

Unsplash

Aluminio

Un bote de este material, con un decorado ingenioso en su cara externa, representa un lapicero muy efectivo. También puede reutilizarse como una alcancía o para guardar productos como aceite, arroz, granos.

Lo mismo ocurre con las chapas de las latas. Si aprecias su forma, verás que posee dos orificios. Algunos juntan dos ganchos de ropa en los hoyitos y la victoria significa ahorrar espacio en el ropero.

Y la ropa...

Lo más aconsejable es donarla para quien la necesite, pero si no ubicas a alguien prontamente, puedes desarmar la prenda y reutilizar la tela para diseñar otra. Las manualidades no son un arte complicado y no tienes idea las maravillas que se logran con hilo y agujas.

Otros objetos como los cepillos de dientes fácilmente pueden reciclarse para limpiar teclados, zapatos o quitar manchas en la ropa. Solo es cuestión de lavarlos correctamente tras no destinarlos para el cuidado de tus dientes.

Lee también: Cómo cuidar el medio ambiente

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

89 − = 79

Comentarios