Cómo prevenir la contaminación: 7 consejos

Evalúa Guarda Comparte

La contaminación ambiental, en todas sus presentaciones, es uno de los problemas más complicados que atraviesa la humanidad, principalmente porque para muchos no resulta prioridad. Desde ese pequeño vaso que vemos tirado en un suelo callejero inicia una cadena que trasciende en las aguas y por supuesto la atmósfera.

Las consecuencias que ocasiona la contaminación no se pueden medir a corto plazo, pero indiscutiblemente agotan los recursos de la Tierra. La influencia del ser humano cada vez es más catastrófica, sin contar que el avance de la tecnología requiere más y más recursos naturales. Pocos se imaginan cómo será nuestro medio ambiente en un año 2050, donde los niveles de contaminación continuarán elevándose.

Está en manos de cada persona aportar un respiro al planeta. Si no sabes cómo empezar, te daremos algunas instrucciones que debes aplicar para prevenir una mayor contaminación y que podrás impartir a tu familia, amigos y otros que te rodean.

Así puedes evitar la contaminación

Del agua

No colapses las cañerías. Especialmente en inodoros y lavamanos, con restos de comida, grasas, papeles u otros residuos, ya que es una manera muy común de contaminar el agua.

Uno de los errores más típicos es vertir el aceite, vegetal o químico, por las tuberías de agua, porque es un líquido que no se diluye sino que obstruye los ciclos normales del sistema de cañerías.

Foto: Freepik

Evita la sobreutilización de fertilizantes. Cuando se aplican en exceso para nuestros cultivos, debido a su ubicación, podemos dañar los sistemas acuáticos más cercanos, desde tuberías hasta ríos.

No todos los fertilizantes son dañinos para la salud, pero de alguna manera van a alterar la composición normal del agua como fuente del ecosistema.

Del aire

Mantén tu vehículo en buen estado. Una de las calamidades más complicadas para el medio ambiente es el 'smog' que desprenden los coches, sobre todo aquellos con un motor en malas condiciones. Haz los chequeos pertinentes y no formes parte de esa lista.

Evita fumar. Además del irreparable daño que le haces a tu organismo, cada expulsión de humo representa un pequeño porcentaje de contaminación. Y ahora súmale a todos los fumadores.

No quemes la basura. Tu único deber es guardarla en bolsas especiales y depositarla en el lugar adecuado para que el servicio de aseo se encargue de llevársela.

Foto: Freepik

Del suelo

No participes en la desforestación. Esta terrible práctica no solo acaba con el hábitat de animales silvestres, sino que deja una innumerable cantidad de residuos en el suelo.

Además, los árboles tienen una misión especial que ayuda a evitar la contaminación del suelo y es contener las precipitaciones de lluvia ácida. Así que en lugar de desforestar, planta un árbol.

No tires basura. Esto nos lo enseñan desde que somos niños, sin embargo muchos no lo aplican. Por eso vemos vasos, latas, plásticos y otros elementos no biodegradables que "duermen" en los suelos. Aprende a reciclar y darles un segundo uso a este tipo de materiales.

Foto: Freepik

Leer también: Cómo reciclar: aplica tu ingenio y salva el planeta

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

22 + = 26

Comentarios