Cómo limpiar gamuza en 4 técnicas

Evalúa Guarda Comparte

La gamuza, también conocida como "ante", es un material noble y delicado que se emplea en prendas especialmente de cuero. En términos naturales proviene principalmente de la piel del alce, pero también del cerdo, cabra o cordero. Debido a la susceptibilidad que posee, es un objeto que se limpia con cuidado para no dañarlo.

Una de las prendas más comunes son los zapatos de gamuza, así como las botas y carteras femeninas. Reiteramos que la limpieza necesita especial atención para no maltratar la textura y color.

De antemano te advertimos que lo más conveniente es evitar a toda costa que la gamuza se ensucie. Si tus calzados son de este material y el día se presenta lluvioso, mejor vestirlos en otra ocasión. Tampoco es recomendable utilizarlos en fiestas infantiles, asados o lugares donde haya tierra, ya que probablemente terminen manchados.

Sin embargo, sabemos que la finura y elegancia que arrojan tienta a querer lucirlos públicamente, por lo que seguramente llegará el momento de asearlos.

Foto: Unsplash

Cómo limpiar gamuza sin dañarla

Con un cepillo

Regla número uno: nunca apliques agua y jabón a la gamuza. Y la segunda es que, tras una mancha o cualquier otro accidente, debe retirarse lo más rápido posible.

Un cepillo de cerdas suaves puede ser un gran aliado para la limpieza del material. Hazlo en el sentido proporcional de las fibras. Un cepillo de dientes que ya no sea utilizado puede servirte para espacios pequeños.

Con goma de borrar

Este proceso es ideal cuando tus zapatos de gamuza se ensucian por el polvo o la tierra. Para una limpieza más adecuada inicia con el cepillo para sacar todo rastro de manchas. Y seguidamente aplica el borrador para sacar cualquier mugre que esté más adherida.

No te afinques o hagas presión, simplemente borra de la misma forma como eliminabas las marcas de lápiz en tus cuadernos. Una vez termines repasa nuevamente con el cepillo para quitar los restos de goma.

Foto: Freepik

Con talco

Este polvo es esencial para limpiar la gamuza manchada con grasa de comida o aceite. Frotar un paño húmedo con detergente es un fatídico error porque dañarás irreversiblemente la textura y quizás el color.

Tan solo aplica el talco y deja que absorba la mayor cantidad de grasa posible. Una vez actúe, retira el polvo con un cepillo. Si es necesario repite el proceso hasta que la mancha desaparezca.

Con papel carbón

Solo se aplica en el caso de gamuza negra. Primero cepilla la prenda y luego frota suavemente la hoja de papel carbón. Hazlo de manera uniforme y verás que respeta el color del material. Finaliza con un repaso del cepillo para distribuir completamente el efecto del papel.

Mantén guardados tus calzados y demás prendas de gamuza en un espacio seco, ya que también son sensibles al moho. Procura además escónderlas de las mascotas para evitar que puedan morderlas u orinarlas, ya que se dañarían automáticamente.

Foto: Unsplash

Leer también: 3 trucos para arreglar una cremallera

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

+ 25 = 33

Comentarios