Cómo saber por qué ladra tu perro

Evalúa Guarda Comparte

Que el perro es el mejor amigo del hombre no tiene para muchos ninguna discusión. Nos hacen compañía, son fieles, leales, y en muchas ocasiones realizan labores de gran importancia, ya sea los perros de rescate, los perros que tiran de trineos. Históricamente, junto con los animales de carga, han realizado labores que han ayudado al ser humano. Por eso cuando tenemos un perro en nuestro hogar queremos lo mejor para él, los mejores cuidados y la mejor atención. El único problema de que los canes sean el mejor amigo del hombre, es en cuanto a la comunicación. Si bien es cierto el perro es un animal inteligente y capaz de transmitir emociones y deseos, pero muchas veces no entendemos cuáles son sus deseos, y ellos, habitualmente, manifestará este descontento mediante un ladrido. Por ello vamos a hablarte de cómo saber por qué ladra tu perro, o más bien, hablaremos de aquellas ocasiones en las que lo puede hacer, y algunas cosas que debemos evitar.

Ponte en su lugar

Es muy probable que si tienes un perro le conozcas en profundidad. Habrá gestos que hace que reconocerás a qué se deben, pero en muchas ocasiones le escucharás ladrar y no sabrás porque. Por desgracia, no existe un ladrido para cada situación, es decir que si un perro ladra más agudo o grave o más o menos despacio, pueden ser indicativos de su situación, pero no son identificativos con una situación concreta. Pero si somos capaces de analizar que situaciones pueden provocar el ladrido, podemos identificar el problema antes. Centrándonos en esto podemos hablar de 3 situaciones en las que nuestro perro puede ladrar.

Estado alterado

Cuando un perro está alterado es muy fácil que comience a ladrar. Esto puede darse por muchos motivos, bien porque tiene miedo, o por protección ante lo que él puede considerar una amenaza. Evita las situaciones violentas y mantén a tu perro a tu lado cuando un desconocido entre en tu casa.

Hambre

Sin duda un instinto es cuando tienen hambre. Es posiblemente el caso más fácil de reconocer, solo tenemos que calcular la última vez que ha comido y darnos cuenta de que tiene hambre.

Dolor

La peor y más temida causa es cuando le duele algo o no hay motivo aparente para que ladre. Ante este tipo de caso, siempre hay que acudir a un profesional, no tomes medidas por ti mismo ya que podemos agravar el problema.


Foto: Pixabay

Lee también: ¡Lo más divertido que harás hoy! Cómo bañar a un perro en 6 pasos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

48 − = 47

Comentarios