Cómo hacer una carta de presentación

Evalúa Guarda Comparte

Competir en el mercado laboral por un puesto de trabajo está siendo desgraciadamente cada vez más complicado. Por eso cualquier detalle puede marcar la diferencia a la hora de que nos elijan. La experiencia por supuesto y la formación son algo imprescindible a la hora de conseguirlo. Pero si bien es verdad, afortunadamente también la preparación por parte de los jóvenes sobre todo es aún mayor, con un nivel de especialización. Y todo esto lleva de nuevo a darnos cuenta que son las pequeñas cosas las que determinan tu interés por el puesto de trabajo, algo que cualquier persona de recursos humanos notará. Para ello algo importante es nuestro currículum, pero si queremos marcar la diferencia, te enseñaremos cómo hacer una carta de presentación, llamar la atención de manera positiva y conseguir el trabajo de tus sueños.

Cuál es la función de la carta de presentación

Lo primero de todo debemos tener claro para qué se usa la carta de presentación. En una carta de presentación debemos complementar de cierta manera aquello que hemos puesto en nuestra experiencia laboral. Es decir, en aquello que consideres que es tu fuerte, deberás mencionarlo en la carta de presentación. Poder redactar un texto te da la oportunidad de destacar las aptitudes que consideres que son tu punto fuerte. Pero hay cuestiones que debemos tener en cuenta. Piensa que un empleado de recursos humanos está constantemente leyendo currículos. Por eso un texto corto y especifico puede ser mucho más directo que una gran parrafada, por ello cuida la extensión, pero no olvides mencionar nada de lo que consideres importante. Una vez tengamos esto claro hay diferentes formas de enfocarla.

Carta de presentación genérica

Digamos que es la carta de presentación común, es decir, en la que remarcas tus aptitudes laborales, y son las empresas donde solicitas trabajo las que valorarán dichas aptitudes en función de su código de empresa.

Carta específica

Si estamos buscando un trabajo dentro de un campo concreto, debemos remarcar aquellas aptitudes laborales que se adaptan al puesto de trabajo. Algo muy importante es no mentir, puesto que si eres seleccionado tendrás que demostrar dichas habilidades.

El complemento ideal

Lo que no debemos olvidar es que la carta de presentación es un complemento de nuestro curriculum vitae. No repitas las mismas cosas, y úsala solo para remarcar aquello que consideres más importante del mismo.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo hacer un currículum

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

+ 5 = 6

Comentarios