¡Hazlo feliz! Cómo jugar con un gato en 4 técnicas

Evalúa Guarda Comparte

A diferencia de los perros, que son más juguetones y extrovertidos, los gatos tienen momentos específicos donde sienten el llamado a jugar. No suelen correr detrás de una pelota o agitar su cola mientras les hablas. Sin embargo, en su etapa más chica, los felinos pueden entretenerse hasta con las agujetas de tus zapatos.

jugar con un gato

Los gatos son cazadores y depredadores por naturaleza divina, por lo que sus juegos consisten en perseguir y capturar algún objeto o animal que les llame la atención y que esté codificado en sus instintos.

También es importante que como dueño de la mascota disfrutes de sus primeros meses de vida, ya que en su etapa adulta no se prestan de la misma forma para los juegos. Más adelante se limitan mayormente a que los acaricies.

4 técnicas para jugar con un gato

Bolas de lana o hilo

¡Una diversión total! A los felinos les encanta revolcarse en el suelo con una esfera formada por hilos, ya que sus uñas se encajan perfectamente y cada cuerda le incita a jugar. Si tu gato es pequeño, no le des una tan grande porque podría espantarle.

jugar con un gato
Foto: Unsplash

Una cuerda fina

Por ejemplo, la agujeta de tus zapatos. Tómala de un extremo y déjala caer para que tu mascota la persiga de un lado a otro. Arrástrala para que corra y levántala para que brinque, además de divertirse lo estarás ejercitando. También puedes amarrarla de modo que cuelge de un objeto y tu gato se entretenga durante un buen rato.

Bolas redondas

Lo suficientemente pequeñas para que no le asusten y lo requeridamente grandes para evitar un accidente. Los gatos utilizan sus paticas para moverla y mientras más ruede la diversión será mayor. Presta atención si alguna de sus esferas se cuela bajo un mueble o electrodoméstico, por lo que no podría continuar jugando.

jugar con un gato
Foto: Unsplash

Con tus propias manos

Los dedos de tus manos son suficiente para que tu gato se entretenga durante horas. Muévelos para que se acerque e intente atraparlos y morderlos. Puedes intentar rascarle la barriguita y tócale la cabeza para estimular su instinto de juego.

Cabe destacar que los gatos también buscan su propia diversión, sobre todo en la edad infantil, por lo que la manga de un suéter o un par de calcetines tirados al suelo serán suficiente para hacer su día. También les encanta brincar de un mueble a otro y escabullirse en las alturas. Y es que los felinos tienen toda una personalidad al momento de jugar.

jugar con un gato
Foto: Unsplash

Leer también: 7 normas sobre cómo educar a un gato

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

60 − 57 =

Comentarios