¡Y encuentra trabajo! Cómo hacer un currículum sin experiencia

Evalúa Guarda Comparte

El resumen curricular, currículum vitae o antecedentes es el documento que detalla la experiencia laboral de una persona. Y evidentemente, para incrementar esta experiencia se necesita... trabajar. Pero qué pasa si se trata de tu primer empleo o si apenas estás egresando de la universidad. ¿Cómo redactarlo?

Un currículum, además de los conocimientos laborales, también ofrece datos personales, formación académica, formación profesional y referencias personales. Y precisamente estos son los detalles que debes explotar para agradar a cualquier empleador.

También debes tomar en cuenta el formato y diseño de tu resumen curricular, el cual debe ser atractivo y con una imagen impecable de tu rostro. Si comienzas a cuidar estas sutilezas, comenzarás a postularte por medio de tu estilo, que puede transmitir: entrega, dedicación, compromiso y energía.

5 consejos para redactar un currículum sin experiencia

Datos personales completos

Esta información es primordial, desde nombre y apellido hasta un par de redes sociales. Trata de que tus datos estén impecables, detallados y surtidos. Coloca dos números de teléfono, si es posible, correo electrónico, número de identificación y dirección local. La idea es que luzcas como una persona abierta para la sociedad.

Cuida la redacción y ortografía

¡Fundamental! Un currículum sin experiencia, pero con excelente redacción y ortografía habla de tus capacidades laborales, competencias profesionales y formación académica. Chequea cualquier coma, acento y demás aspectos gramaticales.

Foto: Freepik

Diseño creativo

Como ya te lo aconsejamos anteriormente, un buen formato y diseño del currículum te ofrece ventaja sobre otros. A través de Internet encuentras infinidad de modelos a los que solo debes añadirles la información, así que ánimo. Podrías incluso tener la opinión de tu familia o amigos para elegir el más acorde sobre el trabajo que estás postulando.

Formación académica

Acá no solo vas a detallar la universidad al cual asististe, también debes destacar otros puntos como: años de estudio, promedio de notas, materias con mejor desempeño y sobre qué tema basaste tu trabajo especial de grado. Estos minuciosos datos influyen por encima del nombre de la institución.

Además, incluye cualquier curso o diplomado que hayas completado, especificando el tiempo de estudio, expectativas logradas y habilidades añadidas a tu perfil profesional.

Enumeración de 'skills'

Este es el anzuelo para atraer a tus contratadores, las habilidades. Añádelas una por una al estilo: "responsable", "motivación al logro", "proactivo", "constante superación", "trabajo bajo presión". Cualquier habilidad que poseas y creas pertinente al empleo que postulas será válida. Siempre recuerda ver tu currículum con ojos de quien lo lee.

Foto: Freepik

Para finalizar, no podemos dejar pasar las referencias personales. Ciertamente son importantes, pero debes elegir personas que te conozcan académicamente para ofrecer una opinión que no suene favorecedora, sino de recomendación profesional. Como no hay la experiencia profesional, la palabra de algún profesor de tu carrera universitaria sería ideal. Recuerda que al añadirlo debes especificar su nombre, parentesco y cargo.

Leer también: Cómo actuar en una entrevista de trabajo: 5 consejos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

7 + 3 =

Comentarios