Cómo hacer una bibliografía

Evalúa Guarda Comparte

Cuando redactamos un trabajo para el colegio o la universidad, o escribimos un libro, muchas veces utilizamos lo que se llaman fuentes de información para nutrirnos de conocimientos y escribir con una base sólida. Sobre todo algo sobre lo que hemos tenido que investigar, es muy importante que conozcamos las fuentes de las que lo hemos sacado, tan importante como que pueden convertir algo en cierto o falso. A todo esto que consultamos se le llama bibliografía. Y en estos tiempos donde Internet ha sustituido a las librerías en este ámbito, hay muchas maneras de consultar de manera bibliográfica todo cuanto queramos. Ahora bien, seguramente hemos visto de pasada la bibliografía de un libro, y no sepamos cómo hacer una bibliografía. Y es que según la fuente de investigación deberemos escribirla de una manera u otra.

Cómo hacer una mención bibliográfica

En todos los libros de carácter fehaciente y didáctico existe una amplísima bibliografía. Y es que la información nueva siempre se basa en aquella que conocemos y que consideramos objetiva. Esto es una de las razones por las que es tan importante la bibliografía, teniendo en cuenta la objetividad de las fuentes, podemos tomar más o menos por verdaderos aquello que se relata. Como es normal, todas las fuentes antiguas vienen de los libros, artículos y revistas científicas que se escribían en la antigüedad. Y al ser diferentes formatos de escritura, cada uno de ellos se mencionará de manera diferente en la bibliografía. Pero antes de nada hay que decir que la bibliografía es un apéndice del libro, por lo que se colocará en la parte final del mismo. Ahora veremos como mencionar diferentes fuentes analógicas.

Libros

Es lo más habitual a la hora de trabajos extensos. Y al ser el método bibliográfico más antiguo también es el más sencillo de escribir, ya que tiene un orden claro marcado. En este caso solo tenemos que acordarnos del orden. En primer lugar escribiremos apellido y nombre del autor en este orden. A continuación el año, seguido de dos puntos y el título de la obra en cursiva, podemos añadir más datos como la ciudad y editorial. En algunas ocasiones podemos ver el orden variado, pero lo más importante es que en primer lugar aparezca el nombre del autor, pues este será la referencia.

Revistas científicas

Existe una variante para las revistas científicas, de la misma manera lo principal es el autor en quien nos hemos basado. La diferencia que encontraremos con los libros, es que mencionaremos el número de páginas donde aparece el artículo que a nosotros nos interesa. La diferencia es tan nimia que incluso en ocasiones en aquellas menciones de libros se indica de la misma manera el número de las páginas consultadas.

Internet

Con la aparición de Internet muchas de nuestras consultas son a través de la misma, para mencionar este tipo de consultas es prioritario copiar el link, puesto que muchas veces desconocemos al autor o la fecha de publicación.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo hacer un comentario de texto

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

9 + 1 =

Comentarios