¡En 3 pasos! Cómo enseñar a leer a los niños

Evalúa Guarda Comparte

La lectura es un procedimiento de aprendizaje que va de menos a más, es decir, comenzamos con una letra y finalizamos con un texto. Lo primero y principal para enseñar a leer a tus niños es que puedan conocer e identificar las letras, desde las vocales hasta la mayoría que compone el abecedario.

Siempre ármate de paciencia, ya que los niños suelen distraerse con el más mínimo detalle. Si celebras su aprendizaje, puede tomarlo como un juego donde se siente ganador y se ríe constantemente. Sin embargo, esto no debe restar seriedad en los objetivos.

De acuerdo al portal Cuadernos Rubio, la lectura tiene dos grandes dificultades. La primera es la capacidad de asociar las letras con el sonido de cada una, lo cual es asimilado por cada persona de forma distinta, más lenta o más rápida. Y lo segundo es algo literal: captar el mensaje que está en una lectura.

Así puedes enseñar a leer

Letras, imágenes y colores

Una vez que el niño ha conocido las letras, podemos comenzar a unificar el apoyo con imágenes y colores. Por ejemplo: Gato, resaltando la imagen del animal y colocando la "G" en mayor tamaño y con un color diferente.

Recuerda que los niños también aprenden por medio de la repetición, así que repite la palabra tantas veces como sea necesario para que capte la palabra y termine asimilando que la imagen se llama GATO.

Comienza utilizando palabras sencillas: sol, perro, su nombre, árbol y luego más complejo: mariposa, pescado, comida, bebida.

Pexels

Frases con imágenes

La estrategia se basa en construir oraciones a base de palabras e imágenes que den un sentido. Digamos: El gato come un pez. Ahora sustituye las palabras gato y pez por imágenes de los animales. En este orden de ideas, el niño tiene dos métodos para captar el mensaje, ya que si olvida la palabra gato o pez, los dibujos le recordarán inmediatamente gracias a su memoria.

Luego que practique intenta quitarle una de las dos imágenes y luego ambas. Para finalizar hazle preguntas sencillas como: ¿Quién come el pez? o ¿Qué come el gato?

Haz que practique con varias frases (solo de palabras) y cada vez que acierte celébralo, comparte un bocado de fruta o dile que lo quieres. De esta manera asocian el aprendizaje con felicidad, alimentación y amor.

Textos

No es algo inmediato, sino de día a día. No le insistas en aprenderlo rápidamente porque los textos pueden causarle confusión y frustrarlo. Lo más recomendable es ir paso a paso y de ser necesario regresar a las frases, solo que esta vez un poco más largas.

Un aspecto fundamental es que el niño entienda lo que está leyendo. No solo se trata de repetir las palabras, sino de comprender un mensaje. Para esto es necesario hacer un 'stop' en cada párrafo y evaluar qué idea ha captado en su mente.

Te recomendamos conversar personalmente con su maestro para que describa cuál es el método que aplica en enseñar a leer. Esto te ayudará a seguirlo desde casa y que el infante no sienta confusión en los mecanismos.

Pexels

Leer también: 7 sabios consejos para estudiar mejor

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

7 + 2 =

Comentarios