¡Recicla y ahorra! Cómo hacer jabón casero en 5 pasos

Evalúa Guarda Comparte

El jabón casero no solo es una alternativa para preservar tu economía, sino para hacer un acto de reciclaje. Una de las maneras más efectivas de fabricarlo es mediante un proceso químico llamado saponificación, que se logra mezclando grasa con una base fuerte. Por tal motivo, el ingrediente principal que hoy usarás es aceite comestible, que puede ser recién comprado o usado (debidamente colado).

El portal Ecured explica que la saponificación “se produce por la reacción química de aceites en un medio alcalino como el hidróxido de sodio”. Además, para obtener un resultado de calidad, es necesario el desprendimiento de calor, dándole transparencia y limpieza a los jabones.

¿Entendido? Perfecto. Con el apoyo de la web Ecocosas, te enseñamos cómo hacerlo. Busca un espacio ventilado y evita que cualquier material de la mezcla tenga contacto con la piel y mucosas. Lo mejor es utilizar guantes y lentes protectores.

Ingredientes para el jabón casero

  • 2 litros y medio de aceite
  • Agua, utiliza la misma cantidad que de aceite
  • Soda cáustica, que será nuestro hidróxido de sodio
  • Un recipiente (NO de aluminio)
  • Moldes

Manos a la obra

1. Lo primero que debes hacer es diluir la soda cáustica en agua, con mucha precaución sobre el vapor tóxico que suelta. Si vas a destinar el jabón a la limpieza corporal, vierte medio kilo. Si es para uso cosmético, con 330 gramos es suficiente.

2. El preparado obtenido, llamado químicamente lejía cáustica, necesita enfriarse durante algunas horas. Así que déjale reposar.

3. Seguidamente vierte el aceite sobre la lejía cáustica y comienza a remover sin parar y en un solo sentido. Es importante el movimiento constante para evitar que el jabón casero se corte.

4. Una vez la mezcla se encuentra en 40° de temperatura puedes añadirle los aromatizantes y colorantes naturales para darle identidad al jabón.

5. El último paso es dejar caer el líquido en los moldes seleccionados. Ahora debes esperar un mes para que se endurezca y tome la consistencia correcta.

Respecto al aroma y color del jabón casero, Ecocosas aconseja utilizar infusiones concentradas de plantas naturales. Estas pueden realizarse con partes de la planta y agua, colocando todo al fuego hasta que hierva. Cuando esté listo, deja enfriar, cuela y guárdalo en un recipiente bien tapado.

Puedes añadirle alcohol o algún conservante natural y almacenarlo en un lugar seco. Así estará listo al momento de aromatizar y darle color a la mezcla química del jabón.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo quitar el chicle de la ropa

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

12 − = 4

Comentarios