5 trucos caseros para quitar el óxido de cualquier superficie

Evalúa Guarda Comparte

Existen muchas razones por las que una pieza de metal, con el tiempo, comienza a presentar manchas de óxido. Solo con el uso continuo el material comienza a deteriorarse, pues sencillamente es como si envejeciera.

eliminar el óxido

Sin embargo, hay otros motivos que pueden acelerar esta "vejez" del metal, por ejemplo la exposición al agua y la falta de cuidados. Dejarlo en un lugar inadecuado o someterlo a distintas temperaturas también contribuyen a que su vida útil se acabe prontamente.

Afortunadamente cuando esto ocurre no hay la necesidad de que el objeto metálico sea desechado, ya que con algunos ingredientes que puedes ubicar en tu hogar la pieza recobra su apariencia original. El proceso consiste sencillamente en limpiarla y mientras más rápido lo hagas, mejor, porque el óxido no se extenderá.

Así puedes eliminar las manchas de óxido

Limón

Siempre haciendo de las suyas esta maravillosa fruta. No solo funciona para eliminar los restos de óxido, sino las manchas que estas provocan en la ropa accidentalmente. Lo único que debes hacer es rociar un poco sal en la zona manchada y seguidamente el zumo de limón para que el material recobre vida.

eliminar el óxido
Foto: Unsplash

Bicarbonato de sodio

Otro elemento que posee una gran cantidad de usos y este es uno de ellos. En un poco de agua agrega el bicarbonato y una vez disuelto moja un cepillo de dientes o una esponja en el líquido para luego frotarlo en la zona oxidada.

La idea es que con el movimiento no se raye, así que hazlo con cuidado.

Fuego

Para emplear este método debes tener en cuenta que el agua se convierte en un enemigo aún mayor del metal. Verificando que no haya restos de plástico o pintura inflamable, somete la pieza al fuego hasta que se vuelva roja.

Con las manos protegidas comienza a darle golpes contra un objeto contundente, cuidado que no se rompa o deforme. Una vez que baje la temperatura notarás que el óxido ha desaparecido.

Papel de aluminio

Este es un truco algo extraño, pero definitivamente funciona. Corta el papel en algunos trozos y sumérgelos en agua, luego frótalos sobre la zona oxidada para que el material absorba las manchas antiestéticas. Además de ser efectivo el metal lucirá brillante.

Papa

Este vegetal contiene una sustancia llamada ácido oxálico, el cual ayuda en la eliminación del moho que se deposita en las manchas de óxido. Pela una papa cruda, córtala por la mitad y frota una de ellas por la zona afectada. Hazlo con fuerza para mayor efectividad y apoya el proceso con bicarbonato de sodio.

eliminar el óxido
Foto: Pexels

Leer también: Cómo limpiar gamuza en 4 técnicas

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

− 1 = 4

Comentarios