Cómo pintar tu habitación

Evalúa Guarda Comparte

Cuando pensamos en la decoración de nuestro hogar, siempre nos surgen dudas en torno al color que usaremos o qué tipo de pintura necesitamos. Lo que debemos tener claro antes de saber cómo pintar tu habitación es que debemos seguir paso a paso para evitar trabajar el doble. Por eso es aconsejable que sepas todo lo que necesitas antes de ponerte manos a la obra y darle un nuevo aspecto a cualquier habitación de tu hogar.

Cómo elegir el color

Antes de contar con todos los materiales y hablarte de las técnicas que debes usar para pintar, hay que tomar decisiones. Elegir el color puede ser más complicado de lo que parece. Esto se debe a que hay una amplísima gama de colores iguales pero con diferente tonalidad, que producen efectos diferentes. Por ejemplo colores vivos, pueden dar una sensación de agobio si se aplican a estancias pequeñas, de la misma manera los colores suaves darán una sensación diáfana y de mayor luz.

Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es la combinación del color con los muebles, intenta usar bien el contraste entre ambos o complementarlos usando tonalidades parecidas. Partiendo de estas premisas, podemos elegir el color que más nos guste.

Qué técnica usar

Ahora que hemos elegido el color, solo nos queda coger la brocha y ponernos a pintar. A continuación te diremos que materiales necesitas y algunos consejos para evitar tener problemas. Antes de nada tenemos que preparar la habitación para empezar a pintar.

  • Usar bolsas de plástico para tapar aquellos muebles que no podamos retirar de la habitación. Asegúrate de embalarlos bien para evitar que entre cualquier gota de pintura.
  • Una de las zonas que más podemos manchar a la hora de pintar es el rodapié. Ya que es una parte que no se puede quitar y al estar situada en el suelo, las gotas que inevitablemente caen pueden meterse entre la pared y el rodapié. Taparlo con papel y cinta adhesiva es una buena solución.
  • De la misma manera tapa los bordes de las puertas y las ventanas. Solo con hacer una separación de los marcos y la pared evitaremos manchas indeseables.

Ya estaremos listos para pintar. Todo lo que necesitamos es pintura de agua para rebajarla, y un rodillo para pintar. Lo que tenemos que hacer es empapar bien el rodillo. A continuación escurrimos el rodillo de tal manera que no gotee. Aplicaremos siempre la pintura en la misma dirección para evitar imperfecciones, y le daremos tantas capas como queramos.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo decorar un salón

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

21 + = 31

Comentarios