Cómo limpiar la plata

Evalúa Guarda Comparte

La plata es uno de los elementos más usados en todos los hogares y joyas. Un objeto de plata suele ser algo muy elegante, además de lucirse brillante y bonito. Pero existe un problema a la hora de hacer uso de objetos con plata cuando esta es auténtica. Y es que puede que no seamos muy conscientes a la hora de comprar algo de plata, que es un elemento que puede llegar a deteriorarse fácilmente si hacemos mucho uso de ella, o un mal uso. Incluso la propia exposición a los elementos es algo que puede deteriorarla. Y si algo es cierto, es que tan bonita es la plata cuando está en buenas condiciones, como fea cuando está deteriorada. Saber cómo limpiar la plata puede suponer alargar la vida de nuestros objetos más queridos, y ahorrarnos dinero alargando su vida.

Método paso a paso

Cada metal que usamos en nuestro día a día tiene diferentes características, resistencia, maleabilidad, reacciones ante diferentes agentes. Por suerte también tiene similitudes, por ello además de la plata, con estos consejos podemos limpiar otro tipo de materiales, como la alpaca. Cuando nos encontramos con algo hecho con plata deteriorado, por lo general presenta un color negruzco, una especie de oxidación que cambia por completo el brillo y el color de la plata. Para limpiarla debemos contar con los siguientes materiales:

  • Cacerola
  • Papel de plata
  • Sal
  • Agua
  • Pulimento de algodón mágico
  • Trapo de algodón

Contando con esto ya podemos hacer una limpieza superficial. Colocamos el papel tapando la cazuela y añadiendo tres cucharadas de sal. Vertemos agua por la mitad de la cazuela y la calentaremos hasta que se disuelva la sal. Una vez retirada del fuego introducimos la pieza de plata y la dejamos en remojo. Con un trapo de algodón la secaremos bien y podremos observar que el color negruzco ha desaparecido. Lo siguiente que debemos hacer es darle brillo. Para ello nos pondremos unos guantes para proteger las manos, ya que lo siguiente es frotar con paciencia con nuestro pulimento. Veremos como el algodón se va ennegreciendo. Y tras aplicar el pulimento, pasaremos de nuevo un trapo que se ennegrecerá aun más. Pero nuestra pieza de plata habrá recuperado el brillo, dándole un aspecto como si fuera nuevo.

Como pasa con otras muchas cosas, existen otros métodos que pueden solucionar el deterioro de la plata, como el vinagre, bicarbonato, o incluso pasta de dientes. Pero sin duda el método que te hemos proporcionado hará lucir tu plata como si la fueras a estrenar.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo quitar las manchas de vino

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

− 4 = 3

Comentarios