Cómo limpiar el colchón

Evalúa Guarda Comparte

La limpieza de algunos elementos de nuestro hogar va más allá de que esté limpio a simple vista. Hay ciertos muebles que acumulan suciedad o deterioro de tal forma que no se ve en el exterior. Y esto ocurre muy a menudo con los colchones. Si bien es verdad que la prioridad de un colchón es que esté en buenas condiciones para nuestro descanso, muchas veces no nos damos cuenta de la suciedad que puede acumular, y mucho menos sabemos cómo limpiar el colchón. Ya que es un elemento muy grande y muy poco manejable. Pero siguiendo algunos consejos podremos mantenerlo limpio y libre de olores.

Consejos previos

Si algo es cierto, es que teniendo algunos cuidados diarios, podemos evitar en cierta medida una mayor acumulación de suciedad. La mayor exposición que sufre el colchón es a los ácaros, lo que comúnmente conocemos como polvo se puede acumular en el colchón y almohada. Además existe la problemática de que muchas personas son alérgicas a los ácaros, y nadie quiere sufrir reacciones alérgicas cuando está descansando. Lo primero de todo para prevenir esto en cierta medida, evitemos colchones de lana y plumas.

A raíz de lo dicho anteriormente, hay algunos consejos preventivos. Por ejemplo, es aconsejable airear el colchón si podemos a diario. Esto además de proporcionar una ventilación al colchón para eliminar malos olores, produce un efecto de frio. Y esto es importante teniendo en cuenta que los ácaros actúan y son más propicios a reproducirse en ambientes cálidos. Una buena opción preventiva sería también poner fundas antiácaros.

Métodos para limpiar el colchón

A pesar de tomar medidas preventivas para evitar que nuestro colchón esté demasiado sucio, es inevitable tener que limpiarlo con frecuencia. El polvo, como ya hemos comentado, y el propio uso hace que pueda coger olores, manchas de sudor, etc. Como obviamente no podemos meter el colchón en la lavadora, te diremos algunos pequeños consejos:

  • Pasarle el aspirador con frecuencia elimina bastante el polvo de la superficie, así como parte del que se acumula en su interior.
  • Si encontramos alguna mancha aislada en la superficie, podemos usar un producto para textiles. Sin llegar a empapar demasiado el trapo ya que debemos evitar que el colchón absorba líquido.
  • Para problemas concretos como los olores una buena solución puede ser con bicarbonato. Debemos espolvorearlo por toda la superficie y extenderlo. Tras dejarlo varias horas, si es posible una noche entera, solo tenemos que aspirarlo.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo elegir un colchón

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

4 + 3 =

Comentarios