Cómo decorar una habitación en 7 atractivas ideas

Evalúa Guarda Comparte

Personalizar una habitación expresa su ambiente, e incluso hace sentir que es marca registrada del hogar. Indispensablemente, la decoración depende de a quién pertenece, si es matrimonial, para un hijo, hija, cuarto de huéspedes o quizás un bebé. Así podrás seleccionar colores, mueblería y adornos adecuados.

decorar una habitación

La idea es que el espacio no luzca como cualquier cuarto de hotel, con su cama, mesa y armario, sino que se respire un aire acorde a la personalidad de quien la habita. Puedes también jugar con las paredes, techos y una iluminación intensa u opaca.

Cabe destacar que no es lo mismo una habitación organizada que decorada. Podemos tener la ropa en su sitio, las sábanas perfectamente acomodadas, una cortina que cubre del sol y un suelo impecable, pero sientes que algo falta... y es estilo.

7 ideas para decorar una habitación

Negro con dorado

Dos colores que al combinarlos marcan la moda. Una habitación completamente en negro no gusta, expresa tristeza y soledad, pero si añades el dorado encontrarás un ambiente mucho más original. Haz la prueba con una pared, las lámparas de techo y el cobertor de la cama. Otra fusión interesante es el verde con morado.

Colores pasteles

Para niñas y bebés es una opción creativa. El amarillo, fucsia, rosado, celeste y blanco expresan vida, alegría y diversión. Para un recién nacido estos colores estimulan su vista y capacidad de identificarlos. Dependiendo de la personalidad de tu pequeña, también es una alternativa brillante.

No es necesario que apliques todos los colores mencionados, sino algunos de ellos. La habitación tampoco es un arcoíris.

Foto: Pexels

Pon la cama al rincón

Esto tiene una intención específica y es que gracias a la doble pared puedes decorar la cama con diferentes tipos de almohadas. Usa distintos tamaños y en posiciones atractivas para que luzca atractivo. Además, resulta cómodo caminar por la habitación sin tener que esquivarla.

Un velador llamativo

No ese típico con una gaveta y lámpara para leer, sino algo más especial. Qué tal un velador que tenga cuatro espacios distintos, es decir, como cuatro cubos. En uno puedes acomodar los libros, en otro algunos objetos personales y en los de abajo tus zapatos diarios y la bolsa de dormir de tu mascota.

Foto: Unsplash

En la parte superior ya contarás con lo habitual: espejo, lámpara, reloj y una flor si te apetece.

Cuadros monocromáticos

Se trata de cuadros que expresen una combinación real y abstracta, pero en blanco y negro. Sobre una pared completamente blanca, estos adornos cobran vida y realzan el estilo de tu habitación. Aunque suene atrevido, es una opción de lujo.

No ocultes toda la ropa

Todo lo que es jeans, pantalones, camisas y ropa de hogar déjala en su respectivo closet y gavetas, pero qué tal un 'rack' (soporte) donde puedes colgar tus abrigos de casa y otras prendas que luzcan ante la vista. Y en la zona inferior, reposando sobre una alfombra, tus calzados más atractivos sin desordenar la combinación de colores.

Foto: Unsplash

No olvides tu puerta

Ya que pretendes pintar toda la habitación, entonces no desperdicies nada y pinta la puerta. Hazlo de uno o dos colores, máximo, e imprescindiblemente la parte de adentro. La idea es que haga juego con el resto de la habitación, así tengas que modificar su material.

Consulta con tu pareja, amigas o psicólogos infantiles sobre la decoración que puedes darle a un cuarto. Trata de acertar en los colores de paredes, porque sería lo parcialmente irreversible, pero puedes dejar abierta la posibilidad de modificar lo demás. Lo esencial de todo es que siempre puedes renovar.

Foto: Pexels

Leer también: En 5 consejos: Cómo disminuir el consumo eléctrico en tu hogar

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

63 + = 66

Comentarios