3 técnicas para afilar cuchillos en casa

Evalúa Guarda Comparte

El cuchillo es uno de los utensilios más importantes de la cocina, ya que posee un sinfín de usos imprescindibles como cortar un pollo, vegetales, dividir la carne, trocear frutas y otras actividades culinarias. Con el tiempo van perdiendo su efectividad de corte y requieren ser afilados nuevamente.

afilar cuchillos

Para lograrlo no necesitas artefactos especiales ni llevarlos a un especialista, tú mismo puedes hacerlo en casa. Lo que sí debes tener en cuenta es que una vez afilados, se vuelven más peligrosos que incluso cuando estaban nuevos, así que pruébalos, informa a tu familia lo que hiciste y de haber niños apártalo del resto de utensilios como tenedoras y cucharas.

De acuerdo al portal Lecuine, los cuchillos pierden su poder de corte cuando se dejan en lugares de alta temperatura, cuando se humedecen con jugo de limón o tomate y cuando son sometidos a objetos muy duros. El roce con otro "colega" también le resta filo.

Afila tus cuchillos con:

Una piedra

Pero no cualquiera, debe ser una lisa y resistente, preferiblemente rectangular (como un ladrillo) para que el cuchillo se mueva cómodamente. Con una mano sostenlo del mango y con la otra sujeta la zona no filosa. Apoya la navaja sobre la piedra y dejando un ángulo de al menos 15 grados desliza con fuerza una y otra vez.

Foto: Freepik

Papel de lija

Se aplica el método de la misma forma que en el anterior. Trata de que sea una lija gruesa para evitar un accidente. Repite el proceso tantas veces que lo necesites y ve probando el filo con un objeto que no podías cortar previamente, así vas comprobando el resultado.

Una chaira

Esta es una barra cilíndrica de acero, la cual está especialmente diseñada para afilar cuchillos. Una técnica segura para prevenir un fatídico accidente es sujetando la chaira desde el mango y apoyando la punta sobre una mesa, con un trapo de por medio para que no resbale.

Ahora solo desliza el cuchillo con un movimiento desde arriba hacia abajo. Podrás ir seleccionando la zona del utensilio que deseas afilar y perfeccionar su efectividad.

Sin emplear aparatos especiales, estos métodos son los más esenciales. Realmente cualquier objeto liso, grueso y resistente puede ayudarte en el proceso, solo ten cuidado cómo sostienes el cuchillo y el movimiento que aplicas para afilarlo.

Leer también: Cómo abrir un candado sin romperlo

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

71 + = 80

Comentarios