¡Fácil y rápido! 5 pasos para hacer churros en casa

Evalúa Guarda Comparte

Populares en muchos países como España, Chile, Venezuela e incluso Filipinas, los churros representan una sabrosa comida con la que puedes abrir el día. También se degusta como postre o en cualquier ocasión especial que elijas, bien sea con tus amigos o disfrutando en familia.

Los churros son simplemente harina de trigo cocinada en aceite y, una vez listos, bañados en azúcar. Asimismo, pueden ir acompañados de leche condensada, arequipe (manjar) u otros aderezos dulces como sirope de chocolate y fresa. Y es que ya no tienes que ir hasta el centro comercial para probarlos porque hacerlos en casa representa una receta súper sencilla.

Ingredientes para preparar churros:

  • Un vaso de harina (porción para 24 churros)
  • Agua
  • Una pizca de sal
  • Aceite para freír
  • Azúcar
  • Mantequilla
  • Huevos

Unos 30 minutos será suficiente tiempo invertido para sentarte a la mesa y comerlos. Solo presta atención porque a pesar de que es un fácil procedimiento, la harina necesita una consistencia precisa para que se cocinen perfectamente.

Manos a la obra

1. Lo primero buscar una olla mediana (no debe ser tan grande), añadirle 300 ml de agua aproximadamente y ponerla al fuego hasta que hierva. Mientras se calienta agrega unos 80 gramos de mantequilla para que se derritan.

2. Una vez que el agua haga burbujas, apaga el fuego y añade el vaso de harina de trigo, dos cucharadas de azúcar, una pizca de sal y un poco de canela en polvo (opcional). Aquí es donde se produce el paso más importante: remueve la mezcla enérgicamente y sin detenerte hasta que haya absorbido toda el agua, se despegue de las paredes y obtenga una consistencia ideal.

3. Ahora trasvasa la masa de harina a un bol pastelero y agrégale dos huevos (uno por uno) hasta que se mezclen con la harina. Seguidamente deja reposar unos cinco minutos. Mientras tanto, busca una tabla o bandeja donde vas a ir colocando los churros ya armados.

4. Haz los churros con tus propias manos o con un molde especializado. Darles la forma manualmente no es tan complicado, pero con una churrera tendrán mejor presentación.

5. Es momento de calentar aceite en una paila para freir los churros. Tienes que agregar suficiente líquido para que se cocinen por completo. Cuando estén dorados y crujientes comienza a retirarlos (puede ser con un tenedor) y colócalos en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba el aceite.

Los churros están listos. Ya solo es cuestión de adornarlos con azúcar y acompañar con una taza de chocolate caliente. También puedes sumergirlos en leche condensada y luego bañarlos con lluvia de colores o chocolate. ¡Toda una delicia!


Foto: Pixabay

Lee también: ¿Cómo hacer magdalenas?

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

+ 66 = 67

Comentarios