¿Cómo hacer pan casero?

Evalúa Guarda Comparte

El pan es una de las comidas más frecuentes. Lo usamos en comidas saladas, en comidas dulces, con ensaladas, con platos fuertes y con entradas. Tiene muchas presentaciones, muchos sabores y algunos vienen rellenos de explosiones de sabores que nos hacen la boca agua. Es por esto que el pan es uno de los productos alimenticios que no puede faltar en casa, pero ¿Qué pasa cuando no encontramos el pan?

Sencillo, es fácil de hacer. Sin embargo, si no sabes cómo hacer, a continuación, te enseñamos como hacer pan casero en unos simples pasos.

Ingredientes

  • 500 gramos o cuatro tazas de harina de trigo todo uso
  • Una taza y media de agua
  • 15 gramos de levadura fresca
  • Sal
  • Azúcar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

Preparación

Luego de comprar todos los ingredientes para tu pan casero, lo primero que debes de hacer es hidratar la levadura fresca y disolverla en el agua. Agrega un poco de azúcar y mezcla bien durante aproximadamente dos minutos, hazlo preferiblemente con un cubierto de madera o plástico, cuando una leve espuma este en el agua significa que ya puedes dejar de mezclar.

Posterior a esto, toma un bol preferiblemente de vidrio, allí coloca la mitad de la harina, haz un hoyo en el medio de esta y vierte un poco de agua templada, junto con el agua con la levadura. Con la ayuda de una paleta de madera integra todos los ingredientes hasta lograr una mezcla pegajosa, en ese momento agregarás la sal y el aceite de oliva extra virgen.

De nuevo empezarás a mezclar todo y, después de tener todo bien integrado es que empieza el trabajo sucio. En un mesón limpio esparce un poco de la harina y con las manos llenas de harina, empieza a amasar uniformemente, hazlo varias veces hasta que incorpores la mitad de la harina que te quedaba de los 500 gramos. Cuando ya la mezcla no se te pegue en los dedos, colocas un poco de harina en el bol y deja la masa reposar allí durante aproximadamente media hora.

La mezcla se deja reposar para que la levadura haga su efecto y aumente la masa al doble o al triple de su tamaño.

Luego de los treinta minutos, te percatarás que la masa habrá doblado su tamaño y estará llena de burbujas. Esparce harina sobre el mesón y vierte la masa allí, empieza a amasar de nuevo, esta vez dando leves y contundentes golpes a la masa contra el mesón para deshacerte de todo el aire que le ha salido a causa de la levadura.

Cuando ya no tenga ninguna burbuja, sigue incorporando el resto de la harina, cuando la masa esté suave y ligera, ya está lista. Hornéalo a 200 grados centígrados durante 45 minutos con el calor arriba y abajo.

¡Y ya está! Tu pan casero está listo y calentito, puedes acompañarlo con lo que desees.


Foto: Pixabay

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

67 + = 73

Comentarios