¿Cómo hacer helado casero?

Evalúa Guarda Comparte

Desde que este delicioso postre se inventó ha enloquecido a generaciones de generaciones. El helado es un postre frío de los que más se consumen hoy en día, sea en verano para aliviar el calor, en otoño para recordar buenos tiempos, en primavera para disfrutar de las plantas y del crecimiento de las flores, o en invierno, para congelarnos más los huesos.

Sea como sea, donde sea, cuando sea y sin importar la temporada, el helado es uno de los postres favoritos y, uno de los más versátiles que hay en el mercado en la actualidad.

Si tu eres uno de esos fanáticos de los helados a los que les encantaría saber cómo hacer helado, has llegado al lugar correcto, así que sigue leyendo.

Ingredientes

  • 290 gramos de leche evaporada
  • 90 gramos de azúcar
  • 3 amarillas de huevo
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • Agua fría
  • Alrededor de 8 cubos de hielo
  • 250 gramos de crema de leche

Preparación

Después de haber comprado todos los ingredientes para preparar tu helado, lo que debes de hacer es coger un bol, preferiblemente de vidrio y en este colocar los 290 gramos de leche evaporada y los 90 gramos de azúcar. Tomarás los huevos y los lavarás para luego cascarlos uno a uno en un recipiente, extrayendo solo la amarilla y reservado la clara, para cualquier otra receta que decidas hacer.

Vierte las tres amarillas de los huevos junto con la leche evaporada y el azúcar, con la ayuda de un batidor de mano, empieza a mezclar todos los ingredientes en el bol de forma uniforme y hacia el mismo sentido. Cuando todos los ingredientes se encuentren bien integrados, colócale la cucharadita de extracto de vainilla y vuelve a batirlo en la misma dirección hasta integrarlo.

Vas a cocinar esa mezcla a baño maría, ya que, es la forma más segura de hacerlo sin que se corte, hasta que obtengas una mezcla liquida que parezca una crema o nata suave. En cuanto ya la tengas lista, vierte todo el contenido en una bolsa de zipper y húndelo en un recipiente con el agua fría y los cubos de hielo, resérvalo por 24 horas en la nevera.

Vas a tomar 290 gramos de crema de leche y, con la ayuda de un batidor, vas a batirla hasta que se empiece a montar. En cuanto ya este semi montada vierte la crema que has dejado reservada en la nevera el día anterior, integra los ingredientes con una paleta de repostería de forma sutil con movimientos envolventes.

Pasa la crema a la heladera durante unos 20 o 25 minutos, ¡Y listo! Si deseas lo colocas en un bote de helado y lo metes a refrigerar para que quede más compacto, pero ya tendrás un delicioso helado.


Foto: Pixabay

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

2 + 3 =

Comentarios