¿Cómo hacer buñuelos?

Evalúa Guarda Comparte

A todos nos encantan las meriendas, llenas de sabor y deliciosas sorpresas, esas comidas en deshoras que nos hacen suspirar y nos animan a seguir con la rutina, esos exquisitos dulces que a veces nos sorprenden, son magníficos y, sin duda alguna, nos alegran el día.

Existen muchas meriendas, muchas maneras de hacerlas, sin embargo, una de las meriendas más queridas y deseadas, tanto para los grandes y pequeños de la casa son los buñuelos, hechos de harina de trigo y llenos de azúcar, lo que más queremos cuando nos sentimos tristes o desanimados.

Si tu eres uno de los amantes de los buñuelos te encantará esta receta azucarada, que de seguro te alegrará diversas horas del día. Así que, sin más dilación, vamos a ello.

Ingredientes

  • Un huevo
  • Una taza y media de harina de trigo
  • Media taza de azúcar
  • Polvo de hornear tipo Royal
  • 250 centímetros cúbicos de leche
  • Una cucharadita de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Aceite
  • Una taza de azúcar

Preparación

Luego de comprar tus ingredientes para los buñuelos, debes de buscar un bol y con la ayuda de un colador, tamizaras la harina, el polvo de hornear y media taza de azúcar. Casca el huevo y empieza a batirlo con un batidor de mano, con cuidado. Luego de que esto esté incorporado lo que debes de hacer es ir añadiendo la leche paulatinamente, poco a poco, mientras sigues mezclando. Si lo deseas en vez de usar una batidora de mano, puedes utilizar una batidora eléctrica.

Harás este procedimiento hasta que se forme una masa y después agregaras la cucharadita de vainilla, si quieres darle un sabor más refrescante y delicioso, puedes agregar ralladura de limón o de naranja. Bate de nuevo todos los ingredientes, hasta que se incorporen a la perfección, en cuanto termines la mezcla, resérvala.

Toma una olla y coloca abundante aceite en ella, ya que, los buñuelos deben de flotar en el aceite. En cuanto el aceite esté bien caliente, llena tus manos de harina y ve haciendo pequeñas bolas de masa y colócalas en el aceite caliente, deja que se doren por un lado y luego por el otro, durante aproximadamente 2 minutos en cada lado. En cuanto estén todas listas lo que debes de hacer es pasarlas por azúcar y dejarlas reposar.

Luego, a comer esta deliciosa merienda.

¡Y listo!


Foto: Mtam (commons.wikimedia.org)

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

17 + = 27

Comentarios