¡Haz tu propia cerveza artesanal! Te explicamos en 8 pasos

Evalúa Guarda Comparte

Para quienes son aficionados a esta bebida alcohólica tradicional, es un sueño poder elaborarla desde su propia casa. La cerveza artesanal es muy fácil de hacer, además que los ingredientes y utensilios que necesitas no son complicados de conseguir.

La base principal para hacerla es el agua. Si contiene sales minerales obtendrás una cerveza artesanal negra, y si no, entonces el resultado será una rubia. Así que dependiendo de tu gusto, ya sabrás qué elegir. Por supuesto, los acompañantes fundamentales son la cebada (ya malteada) y la levadura, encargada de transformar el azúcar en alcohol y de producir la espuma. Por último el lúpulo, que aromatiza y conserva el líquido final.

La bebida alcohólica se realiza mediante un proceso sencillo pero que debe practicarse correctamente, así que presta atención a lo que necesitas para hacerla.

Ingredientes para preparar cerveza artesanal (15 litros aproximadamente):

  • Agua sin cloro (30 litros)
  • Cebada malteada (5 kilos)
  • Levadura para cerveza (un sobre)
  • Lúpulo (25 gramos)
  • Una olla de acero, con capacidad para 15 litros
  • Báscula de cocina
  • Dos fermentadores de 30 litros con grifo
  • Cuchara espumadera
  • Válvula de fermentación
  • Tubo para trasvasar líquidos
  • Botellas, tapitas y cepillo para limpiarlas
  • Probeta para mediciones
  • Densímetro para mediciones precisas
  • Termómetro de cristal

¿Ya tienes todo? Comencemos con la fabricación:

1. El paso inicial y fundamental es maltear la cebada: muele los granos y luego germínalos en una olla con agua. A este proceso se le denomina malteado.

2. Seguidamente, mezcla la cebada (ya malteada) en agua caliente por dos horas a unos 65 ó 70°C, detalla el portal Bio Guía. El resultado final es una papilla que, al retirarle el agua, deja un líquido denso y dulce llamado mosto.

3. Ahora hierve el mosto durante 90 minutos, aproximadamente, mientras vas agregando el lúpulo. Este procedimiento también esteriliza la cerveza artesanal. Sin embargo se producirán algunos residuos que, para dejarlos en el fondo de la olla, debes revolver con fuerza una vez termine el hervor.

A partir de este momento asegúrate que todos los utensilios que requieres estén completamente esterilizados, porque de lo contrario se alterará el sabor de la cerveza artesanal que estás elaborando.

4. El siguiente paso es enfríar la cerveza a unos 20°C, pero tienes que hacerlo rápidamente. Para esto, pasa el líquido por el interior de un caño o tubo de cobre, especial para refrigeración, que debe estar previamente enfriado. Esto se conoce como método de serpentina. Ahora agrega la levadura y no olvides hidratarla un día antes.

5. Toma la mezcla y pásala a un recipiente donde seguidamente va a fermentarse. Es decir, convertir el azúcar el alcohol y gas. Tapa con un material donde el aire pueda salir, manos no entrar. Por ejemplo un globo ligeramente agujereado. El líquido debe reposar por siete días en un lugar fresco y de baja iluminación.

6. Pasada una semana completa, es momento de trasvasar el líquido a otro fermentador y debe reposar nuevamente siete días.

7. ¡La cerveza artesanal está lista! Ya es momento de embotellarla con ayuda de un colador. Las botellas, preferiblemente, deben ser de color oscuro. Y tampoco las llenes hasta la boquilla, lo más recomendable es dejar unos dos o tres dedos de espacio para el aire.

8. Por último, coloca la respectiva tapita (o chapita) y luego utiliza el cierrabotellas.

¿Cuándo tomarlas?

En las botellas, la cerveza artesanal pasará por un proceso de maduración en el refrigerador, que puede tardar unos 15 días. Esto permitirá que su sabor sea ideal y exquisito. Mientras más puedas esperar será mejor.


Foto: Pexels

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

89 + = 98

Comentarios