Sigue estos 5 consejos para hacer amigos… y mantenerlos

Evalúa Guarda Comparte

Las amistades que puedas construir durante tu vida dependen de aspectos sociales y psicológicos que no solo tienen que ver contigo sino a quien deseas acercarte. Para hacer amigos debes aprovechar los escenarios, momentos adecuados como reuniones grupales y, lo más importante, sé tú mismo: auténtico.

No se trata de encontrar a tu ‘best friend forever’, ya que es un proceso que requiere tiempo luego de diseñar una amistad. La idea es crear vínculos simpáticos y de respeto que perduren por meses o años. No te preocupes si solo tienes dos o tres amigos en tu vida, si son valiosos es más que suficiente.

5 consejos para hacer amigos

No intentes ser alguien que no eres

Este es el primer paso: la autenticidad. Olvídate de tomar una conducta que no es tuya o de imitar a un personaje que simplemente no eres. El portal Mejor con salud afirma que los amigos que consigas te deben querer tal cual como eres, con tu manera de caminar, reír, hablar, pensar y decidir.

Y es que no hay nada mejor que la originalidad. Además de ayudarte a hacer amigos, ellos te lo agradecerán, porque es sinónimo de sinceridad.

Dile adiós a la inseguridad

¿Eres tímido, callado o introvertido? Está bien, son rasgos propios de tu personalidad, pero toma en cuenta que si quieres hacer amigos, deberás luchar contra eso. O al menos inténtalo. Piensa en temas de conversación como noticias que les involucren a todos, deportes y estudios, así sentirás mayor confianza al hablar con ellos.

Sé amable y comunicativo

La amabilidad y el respeto son fundamentales para no solo hacer amigos, sino para mantenerlos. Más adelante, con mayor confianza, se pueden omitir formalismos, pero al inicio es importante conservarlos. No coloques apodos, no ofendas ni en chiste, tampoco te burles y mucho menos mientas.

La durabilidad de la comunicación es de gran ayuda. Intercambia números de teléfono y chatea a través de las redes sociales con aquellas personas que ya conociste. La costumbre de hablar con ellos permitirá que la amistad se eleve a nuevos niveles. No siempre esperes a que escriban, tú también puedes hacerlo.

Haz preguntas amenas

“¿Cómo te has sentido?”, “¿Qué tal la familia?”, “¿Te has recuperado de aquella gripe?”, se trata de hacer preguntas que conlleven a una respuesta comunicativa. Si alguno de tus nuevos amigos está pasando por una situación difícil, pregunta si hay algo en que puedas ayudarle. Posiblemente no hay nada que hacer, pero estás demostrando que cuenta contigo. Los problemas en común suelen acercar mucho a las personas.

“¿Qué haces?”, “¿Salimos el fin de semana?”, “¿Quieres venir a mi casa?” Estas son preguntas valiosas para alimentar la amistad con alguien que estás conociendo. Si son aficionados al deporte, los videojuegos o los libros, ahora tienen gustos en común que pueden compartir.

Ofrece consejos sin juzgar

Si alguno de tus nuevos amigos requiere de ayuda para resolver un problema, intenta regalarle consejos sin juzgar sus errores. Quizás está atravesando una ruptura amorosa, una discusión familiar o necesita aprobar un examen, todos son escenarios posibles. “Tú tuviste la culpa”, “¿Por qué no estudiaste?” o “en tu familia hay locos” son respuestas que inmediatamente cortarán un lazo de amistad. Recuerda… estás en el proceso de hacer amigos. Más adelante, cuando sean inseparables, ya puedes regañarle.

No todos vienen al mundo a ser tus amigos y, por más que tengas muy buenos sentimientos, no puedes agradarle a cada persona. Tómalo en cuenta, ya que durante el proceso puedes obtener alegrías y decepciones. Lo importante es que aprendas dos verdades: la calidad es mejor que la cantidad y la amistad es una relación que nace dentro de ti.


Foto: Unsplash

Lee también: ¡No más acoso! 7 estrategias para prevenir el bullying

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

9 + 1 =

Comentarios