En 6 pasos correctos: Cómo cortar jamón

Evalúa Guarda Comparte

A una gran variedad de productos de charcutería se le denomina jamón, pero el nombre genérico de este alimento proviene de las patas traseras del cerdo. En España y Portugal se le conoce como ibérico o serrano, dependiendo del tipo de cerdo, pero en Latinoamérica le dicen jamón de pierna.

Cortar un jamón parece una tarea apta solo para profesionales y expertos con los cuchillos, sin embargo, está muy lejos de la realidad. Siguiendo una serie de recomendaciones, con ayuda del portal Navidul, cualquier persona con un poco de habilidad y fuerza puede lograrlo, además de contar con un cuchillo bien afilado.

El jamón no debe confundirse con otros productos que también se consiguen del ganado porcino, como la mortadela, el chorizo, salchichón, morcilla o lomito.

Cómo cortar un jamón

Lo primero a saber es cómo ubicar la pierna del cerdo en el jamonero previo a cortarla. Esta herramienta es indispensable, ya que sostiene el peso. La pezuña debe ir hacia arriba y la maza del jamón en dirección hacia nosotros. El codillo se posiciona en la parte alta de la pierna, exactamente debajo de la pezuña.

Antes de comenzar a usar los cuchillos, comprueba que está firme para evitar accidentes en un movimiento inesperado. Necesitarás un cuchillo jamonero (largo), otro corto y uno más ancho.

Foto: Captura de video

- Inicia con el cuchillo ancho para hacer un corte profundo e inclinado en el codillo, sin llegar hasta el otro extremo.

- Ahora toma el cuchillo jamonero y retira el trozo de la parte frontal para extraer una zona de grasa y tendón.

- Comienza a liberar las rebanadas desde la corteza de la maza (parte superior), haciendo cortes uniformes.

Foto: Captura de video

- Es momento de separar la punta del hueso que está en la cadera, empleando el cuchillo corto. Continúa el proceso siempre con cuidado y en dirección hacia tu cuerpo.

- Otro hueso aparecerá en la zona inferior de la maza, es decir, hacia el codillo. Este debemos marcarlo y seguir cortando hasta que el hueso lo impida y aquí es donde volteamos el jamón.

Foto: Captura de video

- Ahora tenemos la babilla en la zona superior y marcando el hueso llamado rabadilla, continúa haciendo cortes paralelos hasta que aparezca el hueso del codillo.

No desaproveches ninguna parte del jamón, ya que cualquier rebanada que extraigas puede ser deliciosa. Es recomendable practicar con los cuchillos, ya que realizarás distintos cortes y en diferentes posiciones.

Foto: Pexels

Leer también: Cocina fácil: Cómo cortar un pollo en 4 pasos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

3 + 2 =

Comentarios