¡Y que quede perfecto! Cómo cocinar el brócoli en 3 métodos

Evalúa Guarda Comparte

Sus fuentes de minerales y vitaminas convierten al brócoli en una de las verduras más nutritivas. Es capaz de aportar hasta cuatro veces más la porción diaria de vitamina C que todos necesitamos. De acuerdo al portal Cuerpo Mente, también ofrece cantidades ideales de ácido fólico y Vitamina A.

Otra de sus bondades, además de las escasas calorías, es evitar la anemia y la aparición de células precancerosas. Este alimento es uno de los más aborrecidos por los niños al momento de consumirlos debido a su sabor, sin embargo, es altamente necesario para la nutrición y su calidad de cocción depende mucho para su disfrute.

Esta verdura prácticamente no tiene defectos. Es económica, ideal para el organismo, puede acompañar muchos platillos y es muy fácil de cocinar. En crema, horneada, gratinada y frita (tempura) son algunas de las presentaciones que puedes darle al brócoli y llevarla a la mesa como un alimento exquisito.

Cocinando el brócoli

Antes de la cocción

Procura cortarlo en pequeños ramilletes y pela el tallo central para rebajar la dura fibra. Una vez hecho, es momento de lavarlo con abundante agua fría. Finalmente divídelo al gusto, en trozos más pequeños, rodajas o como ya lo tienes.

Pexels

En la estufa

- Pon una olla con agua al fuego (medio-alto) y agrega un poco de sal. Deja que hierva.

- Ahora agrega el brócoli y deja que hierva nuevamente el agua. Cuando esté en el punto de ebullición reduce el fuego y deja actuar durante unos 5 minutos aproximadamente.

- La cocción rápida o lenta dependerá del tamaño o grosor de los trozos, así que vigila el alimento, ya que podría estar listo antes. No es recomendable cocinarlo tanto, ya que le resta nutrientes. Cuando termine, bota el agua con un colador.

Al horno

- Deja reposar los trozos de brócoli, separados, en una bandeja ya preparada con papel de horno.

- Pinta los vegetales con aceite por ambos lados y agrégales un poco de sal.

- Con el horno precalentado a unos 200 grados centígrados, introduce la bandeja a media altura y deja cocinar unos 25 minutos. Puedes dejarlos un poco más o menos, es cuestión de gustos.

Al microondas

Este método funciona en escenarios donde necesitas hacer todo más rápido, pero no es la opción más recomendable.

- Coloca el brócoli en una recipiente con tapa. No la cierres del todo, ya que el vapor debe salir.

- La cocción podría demorar unos 7 minutos, pero dependerá del grosor y tamaño de las piezas. Puedes pincharlos para saber si están listos.

- Una vez listos, sírvelos en un plato y añade sal al gusto.

Pexels

Leer también: 5 claves para ser vegetariano

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

66 − 62 =

Comentarios