Cómo lavar un coche en 6 pasos correctos

Evalúa Guarda Comparte

Aunque para algunos resulte engorroso, lavar un coche puede ser muy placentero. No solo por el hecho de ahorrar el dinero que invertirías en un autolavado, sino que mantienes el estado del vehículo en óptimas condiciones.

lavar el coche

Pero atención, porque el proceso no consiste en lanzar cubetadas de agua o disparársela con una manguera a presión, la idea es que hagas una limpieza minuciosa para que el levado sea efectivo y se mantenga durante varios días.

Cuando estés dispuesto a limpiar tu coche, ubícalo en un lugar donde no reciba directamente los rayos del sol. Ahora busca los utensilios necesarios: cepillo, esponja, baldes con agua, manguera, guantes, paños para secar y una aspiradora para la tapicería del auto.

Así debes lavar un coche

- Comienza por la parte interna del vehículo, retirando el polvo de los asientos y las alfombras. Si son de tela ocupa la aspiradora para mejor efectividad y finaliza limpiando el volante y tablero con un paño húmedo.

lavar el coche
Foto: Pexels

- Pasamos a las llantas, que deben asearse primero que el resto por ser la parte más sucia. Es decir, para evitar dañar el trabajo ya hecho. Límpialas con agua y jabón empleando un cepillo de cerdas largas, luego acciona la manguera.

- Seguidamente humedece la carrocería. Rocía agua sobre la superficie del coche utilizando la manguera a baja presión. La idea es que el sucio que está adherido se afloje y no se maltrate la pintura. El chorro de agua debe estar direccionado hacia abajo, para evitar que se filtre hacia dentro.

- Con mucho cuidado para evitar ralladuras, remoja la esponja en el balde de agua con jabón y frota en forma circular por la carrocería. Comienza siempre por la parte superior y trabaja constantemente hasta que retirar el jabón y todo quede limpio.

lavar el coche
Foto: Pexels

- Cada cierto tiempo vuelve a humedecer las partes del coche que no has limpiado, ya que las gotas de agua pueden dejar manchas cuando se secan.

- Una vez completamente limpio y seco, pule el coche con la lana. Recuerda que en cada aplicación debes utilizar una lana nueva. Esto dejará el vehículo reluciente.

Recuerda que para secar el coche debes utilizar toallas de microfibra. Es fundamental para evitar daños y también prevenir que queden adheridos restos del material.

lavar el coche
Foto: Pexels

Luego que finalices observa el trabajo por todos lados para comprobar que no falta algún espacio por limpiar. Es recomendable que repitas la operación con tu coche cada 15 días, eso le mantendrá sano en su aspecto exterior.

Leer también: El típico "auxilio": Cómo pasar corriente de un coche a otro

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

18 − 11 =

Comentarios