Paso a paso: Cómo cambiar la llanta de un coche en 10 minutos

Evalúa Guarda Comparte

Cuando se tiene un coche es imprescindible aprender sobre mecánica, indiferentemente si eres hombre o mujer. Así podrás identificar las fallas que se presenten, necesidades o la principiante práctica de cambiar la llanta.

Este proceso, si se tiene las herramientas a mano, no toma más de 10 ó 15 minutos. Se requiere de fuerza pertinente, por lo que la mayoría de las chicas solicitan ayuda en este escenario. Sin embargo, deben saber que la llave cruz (también llamada llave inglesa), un gato hidráulico y una llanta de repuesto son implementos esenciales.

Este procedimiento no se cumple en cualquier parte, así que si una de tus llantas se poncha en plena vía, lo más recomendable es llevar lentamente el vehículo hasta una zona segura y libre de tránsito.

Cambia la llanta de un coche en 7 pasos

- Luego de estacionar el carro en un área segura, comienza por aflojar las tuercas con la llave cruz. Debes presionar con fuerza hacia la izquierda para que puedas romper la resistencia. Una vez hecho, sigue dando algunas vueltas, pero no las retires por completo.

- Es momento de usar el gato hidráulico. Ubícalo debajo del coche, en la zona del chasis y cerca de la llanta que está desinflada. Algunos vehículos tienen un área específica donde colocarlo para evitar daños.

- Ahora comienza a maniobrar la herramienta hasta que la llanta se levante unas 6 ó 7 pulgadas del suelo. Ya puedes terminar de sacar las tuercas girándolas con tu propia mano.

Pexels

- Saca el neumático haciendo leve fuerza hacia tu cuerpo. Tras lograrlo, acuéstala para evitar el incidente de que se vaya rodando. Seguidamente instala la nueva llanta hasta alinearla con los pernos de seguridad. Empuja y ajusta con suavidad.

- Comienza a colocar las tuercas y ajústalas con la mano, girando hacia la derecha. Todavía no las aprietes con la llave inglesa.

- Haz que el coche descienda utilizando el gato hidráulico hasta que la llanta toque el suelo. Ahora sí puedas girar las tuercas con la llave cruz, hazlo con fuerza para crear la resistencia.

- Finalmente baja el vehículo para que puedas retirar el gato hidráulico sin problemas. Si es de tu elección, chequea una vez más que las tuercas estén perfectamente ajustadas. ¡Tu llanta está lista!

Leer también: Dominando tu coche: cómo aparcar en batería

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

9 + 1 =

Comentarios