¡3 trucos! Cómo aparcar en línea perfectamente

Evalúa Guarda Comparte

La acción de aparcar en línea tu coche es una maniobra sumamente sencilla cuando se tienen nociones básicas de manejo. Aprender las señales de tránsito, la sincronización de cambios o incluso el echar combustible podría ser más complicado que estacionar de esta específica forma.

aparcar en línea

Lo primero que debes analizar rápidamente es si cuentas con el espacio suficiente para aparcar en línea entre dos coches. La idea no es que pierdas 10 minutos intentando donde humanamente no se puede. Recuerda que esto depende del tamaño de tu vehículo y qué tanto respetaron su lugar los otros dos.

Te recomendamos nunca aparcar junto a un cubo de basura o bajo un árbol. El primero es porque los transeúntes suelen tirar los cigarrillos en las bolsas, aún cuando están encendidos, y si provoca un incendio el más afectado será tu coche. Y lo segundo responde a los excrementos que las aves dejan caer.

Aparcar en línea en 3 trucos

- La primera estrategia es avisar tu intención de aparcar en línea, así que es momento de usar las luces de tu vehículo. Sitúate al margen del coche que está delante del espacio donde vas a parar el tuyo (alineando los espejos y a un metro de ancho aproximadamente) y enciende las intermitentes del lado hacia donde vas a dirigirte, es decir, izquierda o derecha.

- Ahora pon marcha en retroceso suavamente hasta que la ventanilla derecha de tu coche esté alineada con la parte trasera del vehículo al que estuviste en paralelo. Una vez hecho comienza a girar el volante hacia tu derecha y sigue hacia atrás hasta formar un ángulo de 45 grados. Cuida los espacios y ayúdate con el retrovisor para vigilar tu distanca con el vehículo trasero.

- Finalmente vas a girar el volante, ahora hacia tu izquierda, para terminar de entrar y comenzar a enderezar el vehículo en línea recta. El retrovisor es fundamental para evitar colisionar el coche que se ubica detrás del tuyo, así que calcula el espacio con mucha atención. Si estás acompañado y no te sientes seguro, podrías indicarle a tu coopiloto que baje para guiar hasta dónde puedes continuar en retroceso.

Foto: Freepik

Lo último que debes hacer es verificar que no estás invadiendo el ángulo de salida del coche trasero. Si esto ocurre, sencillamente coloca tu auto un poco más adelante y no olvides enderezar el volante para que las ruedas también terminen alineadas.

Leer también: Dominando tu coche: Cómo aparcar en batería


Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

3 + 1 =

Comentarios