¡En 3 claves! Cómo ser soltero y ser feliz

Evalúa Guarda Comparte

En tiempos actuales, ser soltero es prácticamente una decisión y deja de ser una condición o estatus. Debemos aclararte que estar sin pareja no es un mal, sino una etapa llena de oportunidades para disfrutar tu libertad de ciertas responsabilidades, así como tomarte el tiempo para crecer y conocer qué tipo de persona deseas en tu vida.

La famosa película norteamericana "Cómo ser soltera", protagonizada por Dakota Johnson, revela los métodos "salvajes" que Nueva York le ofrece a los jóvenes para vivir sin tener compromisos de pareja. Sin embargo, no es la representación de ser feliz. Este sentimiento significa disfrutar de ti, como persona, de tu tiempo e incluso de compartir con amigos y familiares.

Siendo feliz soltero: 3 claves

Quemar etapas

Seguramente has escuchado esta expresión infinidades de veces, pero vamos a parafrasearla en un "cumplir tus necesidades" o "vivir tus tiempos". Cada persona madura en una edad distinta, dependiendo de su educación, entorno familiar y experiencias, que la van preparando para afrontar una relación de pareja.

Cumplir tus necesidades significa reunirte con tus amigos y jugar PlayStation, quedarte en casa de tu mejor amiga, en el caso de las mujeres, o viajar durante semanas con tu familia. Vivir tus tiempos es dedicarte algunos años a tu trabajo, un proyecto personal o simplemente esperar por una edad donde la mente y el cuerpo pide otras necesidades.

Esto no significa que no puedas practicar todas estas actividades en pareja, por supuesto que es posible, pero allí es donde la palabra "compromiso" toma protagonismo. Eres una persona comprometida en tiempo y sentimientos.

Estas etapas, que se queman porque se viven, no siempre son respetadas debido a una mala decisión, un embarazo no deseado o un impulso desesperado por sentir "amor". El psicoterapeuta y conferencista venezolano Carlos Fraga enfatiza que "nadie, nunca, viene a hacerte feliz cuando tú no te has hecho feliz. Entiéndolo, tatúatelo. Esa es una carga que nadie va a querer llevar, y si alguien quisiera llevarla no va a saber cómo".

Moldear tu personalidad y estilo

Esto se traduce en CONOCERTE: tus aficiones, deseos, manías y todo aquello que va revelando tu personalidad. Con el tiempo puedes convertirte en una persona más sabia, exigente, con un estilo para vestir, modo de dormir, horario de comer. Y la mejor manera de afrontar este proceso es soltero.

Una vez que te moldeas, tienes una idea de la pareja que necesitas o deseas a tu lado. Esto es muy diferente a reconocer cuáles expresiones o partes de tu personalidad debes corregir en una relación sentimental.

Conscienciar lo que vas a perder

En el buen sentido de la expresión, es decir, saber diferenciar aquello que sí podrás continuar haciendo y lo que no. En una relación de pareja no puedes perderte por 10 ó 12 horas con tus amigos, apagar el teléfono a las 3:00 de la tarde y dormir hasta el día siguiente o salir a la calle sin ofrecer un sano aviso.

¿Por qué no lo puedes hacer? Precisamente por la palabra compromiso. Lo mismo ocurre en la convivencia o en un matrimonio, donde sentarte a jugar videojuegos por largo rato no será una actividad cotidiana o quedarte largas horas hablando por teléfono con tu mejor amiga, ya que existe una pareja que demanda atención.

Cuando logras conscienciar lo que pierdes y lo que vas a ganar, tu compromiso y demás frutos como la paciencia, tolerancia y amor crecen de forma eficiente. Al final, la idea es ser feliz soltero y en pareja.

Unsplash

Lee también: 8 señales que lo afirman: ¡Estás enamorada!

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

5 + = 7

Comentarios