¡Y deshazte del orgullo! Cómo pedir perdón

Evalúa Guarda Comparte

"Gracias", "permiso" y "perdón" son las tres acciones más difíciles de expresar por parte del ser humano. Perdonar es un gesto ético, cristiano e incluso amoroso para quienes cometen un error que afecta física o emocionalmente a otra persona.

pedir perdón

Cuando el orgullo ataca, la persona está psicológicamente cerrada a buscar el perdón de alguien más. Pese a conocer que se ha equivocado, su mente no codifica la acción de pedir perdón, ya que quizás tampoco está acostumbrada a hacerlo. Esta situación es en los casos más extremos y donde quizás se requiera ayuda profesional.

Sin embargo, existen otros escenarios donde la persona en cuestión siente vergüenza de pedir perdón, lo cual le produce incomodidad por el mismo sentimiento de culpa. Aunque hacerlo suena humanamente complicado, luego se genera una satisfacción personal que repercute en la salud del responsable, como del afectado.

5 consejos para pedir perdón

Reconoce tu error

Esto es fundamental antes de avanzar cualquier paso. En tu mente debes estar convencido de que has cometido un error de cual requiere disculparse. Una vez sientas que eres responsable, puedes optar a distintas formas de pedir perdón.

De manera frontal

A menos que el daño impida ahora un acercamiento físico, visita a esa persona y conversa calmadamente, que desde el principio expresas cuál es el motivo de tu presencia. "Antes que nada te quiero pedir perdón por lo ocurrido", esa sencilla frase es suficiente para que el resto del tema fluya sin problemas. Anímate, pedir perdón es un gesto hermoso.

pedir perdón
Foto: Unsplash

Por mensaje de texto

Es una opción válida, ya que a través de la pantalla de un móvil todos somos más valientes. Además, puedes diseñar tu mensaje, editarlo y estar completamente seguro de lo que quieres expresar. Siempre asegúrate que la palabra "perdón" esté incluida, porque no es igual a disculparse, ya que no poseen el mismo peso emocional.

pedir perdón
Foto: Unsplash

Con un detalle

Quizás no eres bueno para las palabras y esto definitivamente te impide pedir perdón. Ofrecer un regalo o dedicar alguna canción a modo de solventar la situación puede ser una ideal válida, sin embargo, no todos se conforman con esos detalles. Si no tienes más opción, inténtalo, podría dar resultado.

¿Y a través de alguien más?

¡Nunca lo hagas! La acción de pedir perdón por medio de otra persona te deja como un cobarde frente al afectado. Lo más conveniente es asumir tu responsabilidad e ingeniarte alguna manera de resolver el problema, pero no permitas que alguien más lo haga por ti.

Leer también: ¡Que siempre sea especial! Cómo decir "te amo"

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

4 + 1 =

Comentarios