¡Y a divertirse! Te explicamos cómo jugar UNO

Evalúa Guarda Comparte

Este es uno de los juegos de cartas más entretenidos del mundo. A diferencia del poker, black jack y otros, no se practica con naipes, sino con una baraja exclusiva de UNO. Este grupo lleva números, colores y otras atracciones que hoy te explicaremos.

Con apenas dos jugadores es posible iniciar una partida de UNO, aunque para que la diversión sea mayor es preferible un mínimo de cuatro. La baraja acepta un máximo de diez participantes, pero podrán ingresar unos más con un segundo paquete de cartas.

Cada jugador recibe siete fichas, las cuales no puede observar hasta que todos estén preparados. Las cartas sobrantes se revuelven una vez más y reposan boca abajo en el centro de la mesa, y solo una se levanta y se acomoda junto al resto, como referencia para la secuencia del juego.

La partida termina automáticamente cuando un jugador suelta la última carta, sin olvidar que cuando arroja la penúltima debe decir "UNO". Si no lo hace, no pierde, pero un rival puede castigarlo con decir "UNO". En ese caso es sancionado con tomar dos cartas.

Normas del UNO para jugar

Los colores y números

En la baraja encontrarás números del 1 al 9, cada uno representando un color, que puede ser verde, rojo, azul y amarillo. Si la carta volteada que reposa en la mesa es un 2 verde, puedes soltar cualquier número con verde o un 2 de otro color, cambiando inmediatamente la secuencia cromática. Ojo, si posees más de un 2, puedes tirarlos todos.

Si no tienes posibilidad de jugar, simplemente toma una carta del mazo, el cual puedes lanzarla inmediatamente si así corresponde.

También ubicarás la carta de "cambio de color", el cual puede arrojarse en cualquier momento. Esta te permitirá modificar la secuencia cromática.

Pexels

Las cartas para invertir turnos

Estas poseen unas flechas que van en dirección contraria y vienen con diferentes colores (los mismos: azul, rojo, verde y amarillo). Si en la mesa hay un 5 rojo y no tienes números de ese color, pero sí unas flechas, puedes lanzarla y devolver el turno al jugador anterior.

Pero atención, porque si te regresan la jugada con unas flechas, puedes lanzar nuevamente unas flechas e invertir la secuencia una vez más.

Ceder el turno

Existe una carta que posee un signo de bloqueo, y también posee colores correspondientes. Si logras acomodarla, harás que el siguiente participante deba ceder su turno. Pero si también posee esta ficha, puede jugarla y hacer saltar turno al siguiente rival. ¡Una maravilla!

Cartas de +2 y +4

Estas son las jugadas más peligrosas del UNO, ya que es la posibilidad de que te sancionen constantemente. Primero te explicaremos el +4, que a diferencia del resto de las cartas, esta no posee un color, sino todos.

El +4 puede ser arrojado en cualquier momento. El jugador que lo haga debe elegir uno de los cuatro colores y obliga al siguiente participante a tomar cuatro cartas. Pero ojo, porque si esta jugador también tiene un +4 puede modificar el color una vez más y el siguiente usuario será sancionado con ocho. Esta jugada es sucesiva.

Si un participante queda solo con un +4 y dice "UNO", gana de forma automática, ya que podrá arrojarla sin problemas.

Shutterstock

En el caso del +2, la situación es similar, solo que debe regirse por el color correspondiente. Si su carta de +2 no coincide con el que reposa en la mesa, tendrá que esperar para poder jugarla.

Actualmente el UNO puede disfrutarse en Internet. A través de Facebook o descargando la aplicación es posible jugarlo de forma online con miles de usuarios.

Leer también: ¡Toda la estrategia! Te enseñamos a jugar poker Texas hold'em

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

36 − = 28

Comentarios