¡Sencillo y bonito! Cómo hacer lazos en 3 formas

Evalúa Guarda Comparte

Diseñar lazos puede ser una práctica muy subestimada, porque aunque parezca sencillo (y "afeminado"), requiere de una técnica precisa para que salga perfectamente. Esto no se trata de las "orejas" que realizas al amarrar las agujetas, es un oficio que entra en la rama de las manualidades.

Pueden elaborarse de diferentes maneras y su mayor uso es para la decoración de regalos, accesorios y otro tipo de ingenios. Desde el clásico hasta alguno más laborioso, hacer lazos es una tarea que alimenta el espíritu y para muchos representa un arte.

Materiales para 3 tipos de lazos

  • Cinta adhesiva
  • Cintas de tela (de tu color preferido)
  • Tijeras
  • Una regla (opcional)

Lazo clásico

Toma la cinta y haz una especie de letra M que podrás visualizar en la siguiente imagen. Ten paciencia para que todo resulte bien.

Cortesía Better Homes

Ahora cruza ambos lados del lazo, haciendo que la parte izquierda quede por encima.

Better Homes

Seguidamente toma el lazo izquierdo (que te quedó encima) por detrás del lazo derecho para crear el nudo.

Better Homes

Una vez que finalizas el nudo chequea que ambas puntas están del mismo tamaño. Si es así, solo debes apretar, si no, vuelve a comenzar.

Better Homes

Lazo pomposo

Este requiere más trabajo, pero con algo de destreza lo harás correctamente para tus regalos.

Toma la cinta y envuélvelo en tu mano, de 7 a 10 veces, dependiendo del tamaño.

Una vez hecho el espacio y evitando que se deforme, corta en el centro del lazo haciendo un pequeño tríangulo (uno en cada lado).

Lo siguiente es atar un hilo resistente (nailon puede ser) y atar un nudo desde las boquillas que cortaste. Tras apretarlo, corta lo que sobre de hilo.

Esta parte es sorprendentemente sencilla, porque solo debes extraer las capas y verás que se forma una especie de rosa. ¡Listo!

Lazo dividido

La idea de este diseño es que viene por partes que al final se pegan. Toma 5 cintas del mismo color, pero de distinto tamaño (unos 3 ó 4 centímetros de diferencia) y estíralos sobre la mesa.

El más grande déjalo tal como está, pero los demás únelos de punta a punta creando una especie de símbolo del infinito. Con el más pequeño harás lo mismo, sin embargo, por ser tan pequeño te quedará más circular.

Ahora busca la caja del regalo y coloca la cinta más grande (la que no se dobló) y ponla en el centro. Desde el punto central de este lazo comienza a pegar los demás, uno sobre otro y desde el centro hasta el lazo más pequeño (el del círculo). Ahora observa la genialidad que has creado. Por dentro del círculo que quedó más arriba puedes entrelazar otra cinta que bordee la caja por debajo.

Lee también: Cómo meditar correctamente: 3 técnicas y 3 ejercicios

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

− 6 = 1

Comentarios