6 consejos para empezar a correr y no “morir” en el intento

Evalúa Guarda Comparte

Ya sea para mejorar tu forma física o, ambiciosamente, participar en competencias profesionales, el ‘running’ es una de las actividades físicas más exigentes para el cuerpo. El empezar a correr te permitirá bajar de peso, cobrar fuerza en las piernas y te brindará una resistencia maravillosa.

Sin embargo, para dominar este deporte necesitas prepararte correctamente. Desde las zapatillas hasta la forma de respirar, todo está fusionado para que se convierta en un esfuerzo saludable, satisfactorio y sin riesgos. Gracias al aporte del portal Runtastic, te presentamos algunas recomendaciones que debes tomar.

Sigue estos 6 consejos para comenzar a correr:

Chequeo médico

Hazte todos los exámenes pertinentes, incluyendo los del corazón y la circulación, para saber si tu cuerpo está preparado. Puede que necesites iniciar en otro tipo de ejercicios y también puedes conocer los límites de tu organismo. Recuerda que la salud es lo más importante.

Utiliza la ropa adecuada

Trata que tus piernas queden lo más cómoda posible con el vestuario que elijas para correr. No les des peso ni uses ropa que entorpezca el trote. Es importante que vistas zapatillas hechas para esta disciplina, así proteges la zona del talón y los tobillos.

Comienza lento

No hay prisa. Tu cuerpo debe acostumbrarse a las exigencias del ‘running’, por lo que empezar a correr con intensidad puedes pagarlo en cuestión de minutos. Esto solo causará frustración, dolor y hasta lesiones. Inicia con ritmo moderado para que conozcas tu resistencia y más adelante imprimes velocidad.

Unsplash

Aprovecha el ‘jogging’

El ‘jogging’ es lo que comúnmente se denomina trote o carrera a pie. Con esta técnica podrás ir creando intervalos de tiempo para correr. Es decir, dos minutos de ‘jogging’ y dos de caminar, alternando con un minuto de ‘running’. Con el tiempo ya no tendrás la necesidad de caminar, sino que pasarás del ‘running’ al ‘jogging’.

Cuida tu alimentación

Empezar a correr requiere de modificar tus hábitos alimenticios, sobre todo antes de ponerte en marcha. Evita consumir alimentos sólidos dos horas antes de iniciar el ‘running’ y bebé líquido en cantidades moderadas. Con esto no habrá sensación de llenura, indigestión ni flatulencias.

No descuides el descanso

Cada sesión de ‘running’ exige al cuerpo un tiempo de recuperación. Pese a lo motivado que te encuentres, debes reposar lo necesario antes de continuar. Además, otorga un día de descanso entre tus días de correr. Así podrás rendir mejor en tu sistema cardiovascular, permitiendo que tus piernas y huesos se preparen correctamente.


Lee también: Cómo aprender a nadar en 5 pasos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

− 1 = 8

Comentarios