Anemia en los niños: 10 síntomas y 3 formas de combatirla

Evalúa Guarda Comparte

¿Has notado que tu hijo manifiesta irritabilidad o un cansancio injustificado? Toma precauciones, porque la anemia en los niños ataca con frecuencia. Esta enfermedad se caracteriza principalmente por la falta de hierro en la sangre, disminuyendo la producción de glóbulos rojos, que trasladan el oxígeno en su organismo.

De acuerdo al portal Guía Infantil, hasta el 50% de los niños menores de 3 años puede padecer anemia. La manera más rápida de detectarla es mediante un examen de sangre para conocer el nivel de hemoglobina. Sin embargo, existen señales para alertar un cuadro anémico, leve o moderado.

10 síntomas de anemia en los niños:

  • Cansancio o somnolencia
  • Piel, párpados y uñas pálidas
  • Sensación de frío
  • Falta de apetito
  • Debilidad muscular

La anemia en los niños también puede manifestarse severamente, así que presta atención a la siguiente sintomatología:

  • Comportamiento irritable
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Pérdida de color en la boca y lengua
  • Retraso en su crecimiento y desarrollo psicomotor
  • Reproducción de infecciones

En cualquiera de los casos, es momento de visitar al médico o pediatra para las evaluaciones pertinentes. Además del examen de sangre, se debe participar al especialista los hábitos alimenticios del pequeño y sus más recientes comportamientos para confirmar la enfermedad y comenzar a combatirla.

3 formas de tratar la anemia en los niños

  • El primer paso para acabar con el padecimiento es una dieta balanceada, rica en hierro y vitaminas.

Los vegetales verdes crudos (acelgas, espinacas) y carnes rojas son alimentos que aportan al niño un alto contenido de hierro y vitamina B12. También cuentas con legumbres como garbanzos, lentejas y frijoles. Asimismo, los productos integrales como arroz, trigo y avena.

  • Suplementos que contengan hierro

Además de guiar su alimentación, la anemia puede combatirse durante varias semanas (recomendablemente tres meses) con preparados que aporten este mineral y otras vitaminas. El pediatra será el encargado de definir los más convenientes y recetar la dosis adecuada.

Mientras el pequeño cumple con las comidas, es necesario abstenerlo de productos como yema de huevo, leche, suplementos de fibra como calcio y magnesio, ya que pueden entorpecer la correcta absorción del hierro.

  • Transfusión de sangre

Es el tratamiento que se emplea para los casos más delicados de anemia en los niños. Cuando la enfermedad es avanzada o se complica con cuadros de insuficiencia respiratoria, la transfusión sanguínea es el método más efectivo para erradicarla.

Para las futuras madres, José Florencio Jiménez, médico experto en fertilidad, recomienda un consumo considerable de hierro durante el embarazo. En su cuenta de Instagram (@doctorfertilidad) indicó: “Lo necesitas para nutrir el crecimiento de tu bebé y mantener activo el sistema inmunológico”. Precisó que la mujer puede consumir mil miligramos de hierro en una gestación de 9 meses.


Foto: Pexels

Lee también: 3 remedios para bajar la fiebre sin usar medicamentos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

80 − 77 =

Comentarios