¡Cuidando la mente! Cómo evitar la adicción a los videojuegos

Evalúa Guarda Comparte

El llamado "trastorno del juego", tal como lo ha bautizado la Organización Mundial de la Salud (OMS) se califica como una enfermedad mental donde una persona no controla su adicción a los videojuegos. Es capaz de omitir, comidas, sueño, duchas y relaciones sociales para continuar jugando.

Esta condición es diferente a la ludopatía, que está más relacionada con los juegos de azar y apuestas. Los videojuegos pueden crear dependencia emocional, depresiones, desarrollar conductas agresivas y retrasar los procesos de madurez. Llegará un punto donde la persona cree que vive en un videojuego.

Sabemos que la tecnología avanza a pasos agigantados, por lo que es común a niños de uno, dos y tres años manejando teléfonos, tablets y demás dispositivos. Y más adelante se mudan a Xbox, PlayStation o las flamantes descargas en un ordenador. Existe una delgada línea entre un pasatiempo y una adicción, por lo que desde corta edad deben regularse estas actividades.

7 recomendaciones para evitar la adicción a los videojuegos

Si eres el jugador

- Toma consciencia de tu tiempo: La idea es que sepas que siempre tendrás tiempo de jugar, luego de cumplir con tus deberes y costumbres. Tu videojuego no desaparecerá ni se rompera, así que acude a tu trabajo, disfruta con los amigos, comparte con la familia y después habrá el momento para iniciar la partida.

- No hagas compras compulsivas: El tener más de tres videojuegos puede crear una adicción distribuida. Mejor dedícate a uno solo para no extender tu tiempo de juego. Todo se basa en estrategia y consciencia.

Unsplash

- Organízate un horario sano para jugar: Un par de horas en la noche y de sábado a domingo, que no es laborable, pueden ser tres horas. La idea es que no interrumpas tu sueño ni tus comidas. Tampoco descuides tus relaciones interpersonales, estudios o jornadas de trabajo. Un adicto a los videojuegos es capaz de inventarse excusas para no salir de casa.

- Pide ayuda a tus amigos: Si sientes que los videojuegos te están dominando, toma tu consola y préstala a alguien de confianza o pide a un familiar que la esconda por una semana (el tiempo es opcional). Así durante ese lapso podrás despejar la mente con otros pasatiempos.

Si eres padre

- Pon las reglas del juego: Seguramente tu hijo ha pedido en incontables ocasiones que le compres la nueva PlayStation. Una vez puedas hacerlo, establece tus condiciones: cumplimiento de tareas, buenas notas de estudio, obediencia y un sano horario de juego.

- Míralo jugar o juega con él: Es importante que te incluyas en su diversión con los videojuegos. Así crecerá la amistad entre ambos y podrás evaluar sus conductas y reacciones cuando gana o pierde.

- Evita comprarle juegos con mensajes suicidas o agresivos: Esto puede afectarle a tu hijo dependiendo del ambiente en el hogar. Si recibe amor, ríe constantemente, estudia con motivación y duerme sus 8 horas correctas, ningún videojuego entorpecerá su mente.

Unsplash

Leer también: ¿Cómo salir de una depresión?

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 + 1 =

Comentarios