¿Cómo hacer cebolla caramelizada?

Evalúa Guarda Comparte

La cebolla es una hortaliza comúnmente conocida en todo el mundo. Se utiliza en muchas comidas, para darle sabor y potenciar los ingredientes. Lo vemos en ensaladas, carnes, pescados e inclusive comidas comerciales, como lo son las hamburguesas, en las cuales, es común ver las cebollas en rodajas, o en su defecto las cebollas caramelizadas.

La cebolla es muy sencilla de usar, sin embargo, todo se complica cuando queremos hacerla de manera más elaborada, o eso es lo que creemos. Como es en el caso de la cebolla caramelizada, que, aunque parezca complicada de hacer, la verdad es que no lo es tanto.

Si tu eres una de esas personas a las que le encantaría aprender a hacer cebollas caramelizadas, pues llegaste al lugar correcto - aquí te enseñaremos cómo hacer cebolla caramelizada, solo sigue leyendo.

Ingredientes

  • 3 cebollas blancas grandes
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Agua

Preparación

Lo primero que debes de hacer luego de comprar todos los ingredientes para hacer tus cebollas caramelizadas, sino es que ya los tenías en casa, es lavar bien las cebollas, pélalas todas y córtalas delgadas en julianas. Puedes cortarla del modo que más prefieras, sin embargo, esta es la manera más recomendable. Coloca un sartén antiadherente limpio en la hornilla a fuego medio, vierte un poco de aceite de oliva extra virgen allí y mueve el sartén para que el aceite se esparza por todo el fondo.

En cuanto el aceite esté calentándose, colocas la cebolla, recuerda que el aceite debe de estar calentándose, no debe de estar demasiado caliente porque sino quemarás las cebollas. Con la ayuda de una paleta de madera remueves las cebollas bien, haciendo que todas queden cubiertas por el aceite, cuando veas que esta todo bien removido, bajas la llama al mínimo y dejas que las cebollas se cocinen durante aproximadamente media hora. Debes estar muy pendiente para que las cebollas no se te quemen con cualquier distracción.

Las cebollas empezarán a disminuir su tamaño y se empezarán a ver transparentes, debes ir removiendo para que las cebollas no se peguen, luego paulatinamente tomarán el color semidorado que caracteriza a las cebollas caramelizadas. Cuando las cebollas estén reducidas, le colocas dos cucharadas de agua y con la ayuda de la paleta, remueves de nuevo, este es un truco para hacer que la mezcla te quede cremosa.

Después de esto solo queda colocarle un poco de sal, que potenciará el sabor de la cebolla y ya tendrás tus doradas cebollas caramelizadas, listas para comer con lo que desees.


Foto: Pixabay

Lee también: ¿Cómo hacer lentejas?

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

+ 26 = 28

Comentarios