Cómo dar de baja un coche

Evalúa Guarda Comparte

Si has pensado que ya es hora de estrenar un coche nuevo, sabrás que lo primero que tienes que hacer es deshacerte de tu antiguo vehículo. Para ello hay que seguir ciertos trámites que muchas veces suponen un dolor de cabeza. Además si pensamos en las palabras dar de baja, seguro que pensamos en los largos procesos y trámites para realizar esta acción en muchas cuestiones. Pero realmente si conocemos todos los pasos que hay que dar te darás cuenta que es muy sencillo aprender cómo dar de baja un coche. Sigue los pasos en orden, y preocúpate por lo que realmente importa, pensar y elegir tu coche nuevo.

Qué necesitamos

Antes de empezar hay que reunir ciertos requisitos y documentos para poder decidir sobre el vehículo. Antes de enviarlo a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos, que es el nombre que reciben los desguaces, debemos aportar la documentación necesaria a la DGT. Estos documentos pasan por una fotocopia del DNI, una tarjeta donde se muestren las especificaciones técnicas del vehículo, y el permiso de circulación del titular del coche. Como has visto, son dos entidades con las que tenemos que tratar, la DGT, al formar parte del gobierno, nos facilitará no solo la información, sino que también nos facilitará la tramitación para deshacernos de una vez por todas de nuestro viejo coche.

Trámites que hay que seguir

Una vez tengamos todo el papeleo localizado y en orden el resto es cuestión de esperar. Una vez terminado el proceso nada nos unirá a ese coche, lo que evitará que siga dado de alta en la DGT, que tengamos que pagar impuestos por él, o la carga medioambiental que supone tener un coche viejo. Los pasos serán los siguientes:

  • Una vez que hayamos decidido prescindir de nuestro coche, hay que llevarlo a un desguace con licencia, el CATV. En este caso, la propia DGT pone a tu disposición una grúa para hacer el traslado, ya que es algo habitual que el propio vehículo no pueda circular, o ser arrancado por problemas mecánicos o legales. Una de las ventajas de hacerlo de la manera oficial, es que la grúa es totalmente gratuita.
  • Los siguientes trámites ya serán con la propia DGT. Ellos se encargarán de gestionar la desvinculación del automóvil con el propietario. En la propia dirección general de tráfico, tramitarán la baja definitiva, los cuales te aportarán un certificado de destrucción, para asegurar que dicho vehículo no supone una carga ambiental ni impositiva para el antiguo propietario.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo vender un coche

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

41 − 39 =

Comentarios