Cómo casarse en tiempos de Coronavirus: 6 consejos

Evalúa Guarda Comparte

La pandemia del Coronavirus ha arruinado y pospuesto un sinfín de actividades familiares, laborales y de amistades. Sin embargo, cuando el amor hace sonar las campanas no hay nada que lo detenga. Un matrimonio en tiempos de COVID-19 no es tarea fácil, pero con responsabilidad y compromiso puede lograrse.

Debes tomar en cuenta que casarte durante la pandemia va a modificar la planificación de una boda tradicional. El número de invitados se va a ver afectado notablemente, así como el tiempo de la ceremonia y otros aspectos que forman la celebración. Todo depende también de la situación sanitaria del lugar donde vives.

La comunicación entre los novios cobra fuerza para esta decisión, incluso cualquier consejo de la familia es válido, ya que podrían realizar un matrimonio con ciertas restricciones. Pero de celebrar su unión, seguro nadie olvidará cómo y cuándo se casaron.

6 consejos para casarte en plena pandemia

Fecha tentativa

Lo mejor es pronosticar alguna fecha y no fijar un día definitivo, porque debido a las cuarentenas y medidas sanitarias, las diligencias sobre la boda podrían retrasarse. Es recomendable que en este escenario tengan el tiempo a favor. También es válido apuntar varios días en el calendario y tener más opciones.

Mantenerlo en secreto

Por los mismos motivos del primer consejo anterior, es preferible mantener la noticia en privado hasta que pueda avanzarse notablemente en los detalles de la ceremonia. Esto les ofrece ventaja para afinar al menos los trámites iniciales. Ya después habrá tiempo para gritarlo a cuatro vientos.

Foto: Unsplash

Perfecciona la lista de invitados

Míralo como una buena oportunidad para extender la invitación a quienes de verdad deseas en tu boda. Ahora tienes la excusa perfecta para evitar que asistan aquellas personas con las que compartirías por respeto o asunto social y no por deseo real.

Reserva el local con precavida anticipación

Debido al Coronavirus, los salones de fiesta y lugares de eventos están trabajando a media máquina. Te recomendamos planificar y cerrar la reservación con el mayor tiempo de ventaja para que luego no haya sorpresas. Allí puedes comunicar esas fechas tentativas que ya tienes apuntadas.

Foto: Unsplash

Cumple a cabalidad las medidas sanitarias

Lo que menos quiere una pareja de novios es que su boda sea criticada. En tiempos de Coronavirus podrían evaluarla no por finos detalles, sino por cumplimiento de las normas de seguridad. Suena perverso, pero es la dura realidad. El disparador de alcohol gel, el medidor de temperatura, la distancia de al menos un metro y el uso de mascarillas van a ser tan importantes como los anillos de matrimonio.

Te recomendamos contratar a una persona o pedirle el gran favor a alguna de tus amistades que se encargue de desarrollar y hacer cumplir estas medidas.

Luna de miel

Aunque es más privada, debe someterse al mismo procedimiento: una planificación precavida. La preparación de la luna de miel, que puede incluir desplazamiento, viaje y reservación de hotel, también tiene que estar sujeta a las posibles modificaciones en tiempo y lugar, sin embargo, exige menos detalles que la propia boda.

Foto: Unsplash

Lo único que nunca debe faltar una celebración matrimonial es el amor, así que lo más importante es disfrutar del momento. Y recuerda que tendrás el doble de fotos: con y sin mascarillas.

Leer también: ¡La decisión más importante de tu vida! Cómo pedir matrimonio: 3 consejos

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

55 − = 47

Comentarios