Cómo jugar ajedrez: Te enseñamos todas las reglas y movimientos

Evalúa Guarda Comparte

Si estás con interés de aprender ajedrez, debes saber que es uno de los juegos de mesa más tácticos y profesionales del mundo. Es incluso considerado un deporte mental. Su desarrollo se basa en el enfrentamiento de dos personas, quienes poseen 16 piezas con movimientos reglamentarios. Cada estatuilla puede superar a otra, pero solo se gana cuando es “comido” el rey.

Es un juego completamente silencioso, de extrema concentración, memoria y habilidad. No tiene una edad específica de juego, ya que hasta niños de seis años se han vuelto expertos en ajedrez. Además, cada partida se puede disputar con tiempo (modo competencia) o sin tiempo (amistosos), estableciendo desde 4 a 60 minutos. La idea del reloj es regular los turnos y elevar la exigencia de juego. Cuando a alguno de los jugadores se le termine, automáticamente pierde.

Así se juega ajedrez

Más allá del diseño (madera, plástico, cristal), el juego se desarrolla en un tablero cuadriculado de 8x8. Son 64 cuadros, 32 blancos y 32 negros, del mismo color que se identifican las piezas. Cuando se inicia una partida de ajedrez, el primer movimiento lo hace el equipo blanco.

Cada equipo se debe formar en dos líneas, según las reglas, en un extremo del tablero. Las torres se ubican en las esquinas, seguido de los caballos, alfiles y, posteriormente el rey y la reina (que va en el cuadro correspondiente a su color). Adelante van los 8 peones.

La idea básica del juego es “matar” al rey, que al final se conoce como “jaque mate”. Sin embargo, como el ajedrez se disputa por turnos, cuando una pieza puede “matar” al rey rival en el siguiente turno, el jugador debe decir “Jaque”, el cual alerta al contrario para intentar evitarlo. Si no es posible rescatarlo, entonces automáticamente indica: “jaque mate”.

Si la partida se disputa con tiempo, por ejemplo cinco minutos, cada jugador tiene un cronómetro para controlar los segundos de su rival. Cuando hace su movimiento, pulsa el botón para que el conteo del adversario (que va disminuyendo a cero) comience a andar y viceversa.

Cómo se mueven las piezas de ajedrez

Peón: Solo hacia el frente y dando un paso, a excepción de su movimiento inicial, donde puede dar dos si el jugador lo decide. Sin embargo, para superar a otra pieza es con un paso en diagonal, igualmente hacia el frente. Es la única estructura que no puede retroceder.

Torre: Vertical y horizontalmente y haciendo todo el recorrido que el jugador indique. Si una pieza aliada está atravesada no puede avanzar más de allí. Si se trata de una pieza rival, simplemente la supera.

Caballo: Es catalogada la mejor estructura del ajedrez, luego de la reina. Su movimiento es con tres pasos, dos verticales y uno horizontal o al revés. Además, es la única pieza que puede saltar a otras.

Alfil: Del mismo modo que la torre, pero en movimientos diagonales.

Reina: Como le plazca. Es la pieza clave para ganar un juego de ajedrez. Cuando un jugador la pierde, el rival obtiene mucha ventaja.

Rey: En la dirección que desee, pero dando solo un paso.

Puntos importantes:

- Existe un movimiento llamado enrosque, el cual únicamente puede efectuarse entre el rey y cualquiera de las dos torres. Para conseguirlo, el jugador debe limpiar el espacio entre ambas piezas, es decir, debe mover al caballo, al alfil y, dependiendo de con cuál torre, también la reina. Una vez hecho, ambas piezas giran su posición, quedando el rey en la casilla que continúa a la esquina y la torre en la siguiente.

Esta es una jugada defensiva, ya que al lograrlo el rey queda protegido junto a la torre y tres peones. Para desarmar este “cuartel”, lo más probable es que el rival deba sacrificar una pieza.

- Los números y letras del tablero son para indicar la posición exacta. Esto es para efectos de lectura y/o narración del juego.

- El empate en el ajedrez se produce cuando ambos jugadores lo pactan. Normalmente sucede cuando se quedan con escasas piezas y no tienen capacidad de superarse al rey. O simplemente no se puede armar un “jaque mate”.

- Pese a que los peones parecen las piezas más inofensivas, tienen una virtud sobre las otras y es la posibilidad de resucitar a una estructura aliada (únicamente si está ya fue superada). Para lograrlo deben llegar hasta la última línea rival. Una vez hecho pueden regresar al tablero a alguna pieza que está en el “cementerio”. Cabe destacar que la estatuilla revivida sustituye al peón y se coloca en la misma posición.

Esta jugada debe practicarse con táctica, ya que al momento de estar nuevamente en el tablero, el rival puede superarla. Por tal motivo, es mejor cerciorarse de que no ocurra.

- El rey no puede mudarse a una casilla donde estaría en jaque. Es un movimiento completamente prohibido, ya que es un suicidio.

- Y por último: Cuando un jugador queda únicamente con el rey, pierde de forma automática.

“El ajedrez es una guerra sobre un tablero. El objetivo es aplastar la mente del adversario”, afirmó el estadounidense Bobby Fischer, campeón mundial entre 1972 y 1975.


Fotos: Pixabay

Lee también: Cómo jugar sudoku: explicación y 5 estrategias

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

27 − = 25

Comentarios