Cómo jugar a las damas: reglas y objetivo

Evalúa Guarda Comparte

Este divertido juego, de mayor velocidad que el ajedrez, se disputa en un tablero con 64 cuadros, blancos y negros. Cada jugador posee 12 fichas que, por lo general, son rojas y negras, blancas y rojas o negras y rojas. La regla general es que las piezas se mueven únicamente en diagonal.

damas

Antes de iniciar la partida, las 12 fichas deben posicionarse en los 12 recuadros negros más próximos a un extremo del tablero. De modo que queden enfrentadas. Y el objetivo principal del juego es capturar las de tu oponentes, saltándolas, hasta que sencillamente se quede sin movimientos.

A diferencia del ajedrez, este juego no requiere de diversas estrategias para derrotar a tu rival. Solo piensa más rápido y "cómete" sus fichas.

Las 7 reglas de las Damas

- El tablero debe posicionarse de tal forma que ambos jugadores tengan en su parte inferior derecha una casilla blanca. Esto es para determinar el orden correcto de las fichas en los recuadros negros.

- Cuando un jugador se queda sin movimientos o cualquiera que haga concluye en la captura de su ficha, automáticamente se termina la partida. Es lógico que su oponente ha ganado.

Foto: Freepik

- Comienza el juego quien tenga las fichas blancas, tal cual como en el ajedrez.

- Las fichas se mueven únicamente en diagonal y hacia adelante, a la derecha o izquierda. Nunca hacia atrás.

- Para capturar una ficha, la tuya debe estar junto a la otra y saltarle en posición diagonal. De modo que tu pieza reposará en la siguiente. Si hay opción de movimiento que capture a otra ficha, el jugador puede hacerlo y completar la seguidilla tantas veces como se pueda.

- Cuando una ficha llega hasta el otro extremo del tablero, se convierte en reina. Ahora podrá realizar movimientos hacia adelante y atrás. Pero recuerda, siempre en diagonal.

- Si las fichas de ambos jugadores quedan bloqueadas, es decir, sin movimientos, el juego se termina inmediatamente. En este escenario ganará únicamente el que posea más piezas. Si los dos posee la misma cantidad, se decreta un empate.

Este es el juego de damas más tradicional. Sin embargo, existen versiones polacas y turcas, donde se aumenta el número de fichas. En el caso de las damas chinas se puede disputar hasta con seis participantes en un tablero hexagonal.

Leer también: Cómo jugar al solitario en 4 reglas

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

4 + 2 =

Comentarios