¿Cómo eliminar una infección vaginal?

Evalúa Guarda Comparte

Todas las mujeres, en algún momento de la vida, sufren de una infección vaginal. Es importante que al presentarse los síntomas acudan inmediatamente al ginecólogo para el tratamiento correspondiente. Si es tratada a tiempo, este cuadro no es alarmante.

Cuando microorganismos de tipo hongos, bacterias o amebas alcanzan la zona íntima femenina se produce la infección vaginal. Esto causa picazón, enrojecimiento de la piel, fluido blanquecino y mal olor. Otros síntomas son: ardor al orinar y dolor durante las relaciones sexuales.

Y es precisamente durante el coito cuando más puede originarse la infección. Sin embargo, también aparece debido a alteraciones en el Ph vaginal. Otras enfermedades similares son el herpes genital, VPH y vaginosis bacteriana.

¿Y cómo tratar esta infección vaginal?

Existen remedios farmacológicos y remedios caseros para tratarla, pero se debe optar primero a los recomendados por el ginecólogo. El Clotrimazol en pomada es el antimicótico por excelencia para tratar la infección vaginal por hongos, untándose en los labios exteriores dos o tres veces al día.

Otro tratamiento indispensable es la aplicación de óvulos, que van a combatir directamente el hongo. Al momento de colocarlos, la mujer debe permanecer acostada, ya que actúa por gravedad.

Si la infección vaginal es por bacterias, la receta médica puede mudarse al Metronidazol, que las elimina y alivia los síntomas. Este medicamento puede ser oral o aplicarlo directamente en la zona afectada.

Pexels

Remedios caseros

Este tipo de alternativas no deberían sustituirse por los fármacos especiales, mas sí pueden apoyar o complementar. Tomar mucho líquido (1.5 litros de agua al día), evitar el azúcar y los alimentos altos en graso son algunos de los remedios.

Otro tratamiento que ayuda a equilibrar la flora vaginal es el té de pimienta rosa, que puede beberse o convertirlo en lavado genital. Consumir frutas y verduras también ayudan no solo a eliminar, sino evitar alguna infección.

Importante

Desde el momento que una infección vaginal es detectada, las relaciones sexuales deben suspenderse por dos motivos: el primero es que produce dolor durante la penetración y el segundo es la posibilidad de que el hombre esté contagiado. En este caso, también es sometido a tratamiento y el síntoma más común que siente es ardor al orina.

Si se persiste en las relaciones sexuales, la mujer puede volver a contagiarse. El uso de preservativo es una opción viable, pero se corre el riesgo de intensificar la picazón y molestias vaginales, así que es mejor esperar.

Pexels

Leer también: ¿Cómo saber si estás embarazada?

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

40 − = 32

Comentarios